Diario del Cesar
Defiende la región

La Ruta del Sol II, el cuento del ´gallo capón´

338

Numerosas veces la ANI ha anunciado avances en el plan de estructuración de la Troncal del Magdalena, un nuevo proyecto vial que estará dividido en dos concesiones y que permitirá concluir las obras pendientes de la Ruta del Sol II, que va desde Puerto Salgar (Cundinamarca) hasta San Roque (Cesar).

Después de todos los escándalos que sacudieron—y siguen sacudiendo—a este proyecto todo indica que por fin la ANI encontró que “el proceso de licitación será uno solo e integra los corredores que van desde Puerto Salgar a Barrancabermeja y hasta San Roque, donde se construirán 274 kilómetros de doble calzada y se realizará el mejoramiento de 260 kilómetros de vía actual”.

El proyecto también contempla la terminación de cuatro variantes que quedaron inconclusas y la construcción de 14 variantes adicionales en el tramo troncal Puerto Salgar – San Roque, “así como la inclusión de nuevas obras con impacto en la movilidad local y de beneficio social en general”, agregan.

Los contratos de concesión Puerto Salgar – Barrancabermeja y Barrancabermeja – San Roque tendrán un solo proceso de licitación. La longitud del primero es de 259 kilómetros y costaría $1,96 billones; el segundo es de 271 kilómetros y su inversión de $1,63 billones aproximadamente.

Activar de nuevo este tramo vial impulsará también la economía de sector y permitirá que la región recupere su senda de desarrollo.

La noticia es de gran recibo para la región, que ha sufrido de manera directa el viacrucis de lo que ha sido la construcción de la Ruta del Sol en el país, un proyecto que inició hace 20 años, con el fin de conectar el centro del país y la Costa Atlántica, y que se ha enfrentado a todo tipo de obstáculos en su ejecución. El último de ellos, el escándalo de corrupción de Odebrecht, titular del 60% del consorcio a cargo de este tramo II, que admitió haber pagado sobornos al Viceministro de Transporte de entonces, Gabriel García, para la adjudicación de esta obra. Por cuenta del escándalo de corrupción, las obras de este Tramo II quedaron sin concluir.

El reinicio de la Ruta del Sol en su tramo por Santander es una buena noticia para la región, por cuanto fueron muchos quienes apostaron al desarrollo de estos sectores como consecuencia de la construcción del tramo vial y que vieron diluidos sus esfuerzos ante el abandono de las obras. Activar de nuevo este tramo vial impulsará también la economía de sector y permitirá que la región recupere su senda de desarrollo.

Dentro de este proyecto, está prevista además la terminación de cuatro variantes que quedaron inconclusas y la construcción de 14 variantes adicionales en el tramo troncal Puerto Salgar – San Roque, así como la inclusión de nuevas obras que impactarán la movilidad local, que no estaban en el contrato inicial.

Esperamos  que de una vez por todas se pueda destrabar esta obra, que es la fiel muestra de cómo la corrupción es la gran responsable del freno del crecimiento de las regiones. Nuestro Magdalena Medio necesita impulsar su desarrollo, golpeado además de la corrupción, por el desinterés del Gobierno por nuestra región. De sobra decir, eso sí, que se espera que no se permita que las manos corruptas se posen de nuevo sobre este proyecto.