Diario del Cesar
Defiende la región

La curva no cede, virus mató a 247 personas  

189

El reporte del Instituto Nacional de Salud registró 12.462 casos nuevos de coronavirus en el país, para un total de  489.122 contagios, de los cuales 160.189 permanecen activos.  

El reporte del Instituto Nacional de Salud (INS) indica que otras 247 personas fallecieron por el virus en el país, de los cuales 70 ocurrieron en Bogotá, al igual que en Antioquia, con 25 así como en Córdoba que tuvo 9.

Los otros decesos por la pandemia ocurrieron en Cundinamarca 12, en Santander 11, mientras que el Valle del Cauca informó 32, Norte de Santander 13, Nariño 7, Atlántico 7, Caquetá 7, Guajira 3, Cauca 4, Huila 4, Cesar 6, Tolima 8, Meta 8, Magdalena 3, Sucre 2, Putumayo 6, Bolívar 4.

En cuanto a las comorbilidades, recordando que muchos de los fallecidos padecía una o más, se mantiene como la de mayor incidencia la Hipertension Arterial (46), Diabetes (34), Obesidad (13), Enfermedad Renal (21), Enfermedad Cardiovascular (19) y Epoc (12), Hipotiroidismo (5). En estudio se informaron 116.

En la medición de nuevos positivos, el INS reportó otros 12.462 de los cuales se registraron en Bogotá 4.627, Antioquia 1.413, Valle del Cauca 1.081, Cundinamarca 713, Córdoba 624, Santander 455, Meta 310, Atlántico 278, Norte de Santander 455, Sucre 218, Barranquilla 109, Cartagena 208, Nariño 185, Santa Marta 184, Cesar 171, Bolívar 171, Tolima 164, Huila 158, Guajira 153, Boyacá 120, Putumayo 118, Cauca 101, Risaralda 76, Arauca 66, Magdalena 60, Caldas 50,Chocó 31, Casanare 21,  Quindío 21, Vaupés 13, Amazonas 7, Guanía 4, Vichada 2, Guaviare 1, San Andrés 1.

Cabe mencionar que como el día de ayer se dejaron de cargar 2.374 casos al total diario, esta cifra se refleja en el reporte de este martes que están distribuidos de la siguiente manera:

Antioquia 953

Bogotá 694

Córdoba 346

Cundinamarca 178

Valle 104

Atlantico 99

MINSALUD, PREOCUPADO 

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, ha expresado   “inquietud” acerca de la situación epidemiológica de las tres ciudades más pobladas del país, Bogotá, Cali y Medellín, pues la ocupación de las camas hospitalarias de cuidados intensivos está por encima del 90 por ciento en algunos casos.

Ruiz ha reconocido que “es una situación preocupante”, aunque ya la esperaban, ha dicho, pues era “inevitable en una pandemia de estas características”.

“La buena noticia es que ese pico está cobrando cierta forma de meseta en cada una de esas ciudades gracias a las medidas tomadas” ha dicho el ministro de Salud durante una entrevista para el periódico ‘El Espectador’.

Ruiz también ha contado que el Gobierno se enfrenta a una situación complicada en relación a la reapertura de los centros escolares, pues sin “subestimar el daño psicológico” que el retraso académico puede causar en los más pequeños, “una generación de huérfanos también sería una catástrofe”.

Aunque el Gobierno todavía no ha fijado una fecha para la reapertura de los centros escolares, Ruiz ya ha avanzado que ningún padre estará obligado a enviar a sus hijos al colegio, en caso de que sienta sensación de riesgo para su salud y su integridad.

En relación a la vacuna, Ruiz ha contado que el Gobierno sigue trabajando y negociando con varias compañías bajo un marco de confidencialidad, pero sí ha revelado que tendrán prioridad para vacunarse aquellas personas que se encuentren en situación de riesgo, como los trabajadores del sistema de salud, la población adulta mayor de 65 años y aquella con enfermedades previas, como hipertensión o diabetes.

“Esta población es de aproximadamente 12 o 14 millones de personas. El objetivo social y económico apunta a lograr una inmunidad de rebaño, que de manera ortodoxa se define como el 60 por ciento de la población o más”, ha explicado, aunque ha matizado que “hasta este momento no hay evidencia concluyente de cuál sería la proporción específica para la COVID-19”.

“Si nos fuéramos por ese concepto tradicional, estaríamos apuntándole a vacunar a las poblaciones económicamente activas para tener una mayor reactivación. Estaríamos hablando del 60 por ciento de la población, contando los primeros grupos ya vacunados”, ha añadido.

Ruiz también ha reconocido “los bandazos” que el Gobierno ha dado en relación al uso de las mascarillas entre la población sin síntomas “y la dificultad para encontrar una prueba rápida que tuviera un buen desempeño”.

“Son cosas que uno desearía que no hubieran pasado. Pero sí puedo decir, con absoluta tranquilidad, que todas las decisiones que hemos tomado se han basado en la mejor evidencia que ha habido en cada momento. Esperemos que los profetas del pasado sean comprensivos”, ha ironizado.