Diario del Cesar
Defiende la región

El país y 200 años de independencia

327

Como bien lo resumió Rodrigo Campuzano Cuartas, docente jubilado de la Universidad Nacional y miembro de la Asociación Colombiana de Historiadores, en el artículo publicado ayer en EL COLOMBIANO, hoy, hace 200 años y un día, tras la derrota del III División del ejército realista, se abrió la posibilidad para el nacimiento de la República.

Este logro, finalmente, quedó consagrado con la Constitución de Cúcuta, hasta 1821, dos años después de la gesta alcanzada en la Batalla de Boyacá liderada por Bolívar y Santander.

Los honores empezaron con un homenaje a lo que hoy es el Ejército Nacional y sus fuerzas militares, recordando su aporte para alcanzar lo que hoy es Colombia como nación, aunque sin dejar a un lado los desafíos sociales que tiene la nación.

El homenaje

El presidente Iván Duque, en un discurso dividido en seis puntos, abordó asuntos como el país del bicentenario, la generación libertadora y lo que representa la historia del país; destacando que en los próximos 200 años se debe entrar en el sendero del cierre de brechas entre los ciudadanos.

La meta, según Duque, es derrotar “para siempre la violencia”, continuando con el legado de los primeros líderes de la República.

En los próximos dos siglos, dijo el presidente, las políticas deben apuntar a “una Colombia sostenible, consciente de su riqueza y diversidad ambiental, con energías renovables, conscientes de nuestra responsabilidad para mitigar los efectos del cambio climático”, por ejemplo.

El mandatario señaló que una lección que le dejó al país “la generación trágica”, como la llamó García Márquez, de Antonio Nariño y del 20 de Julio, “es de concentrarnos en lo que nos une como colombianos”.

A su turno, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, quien fue designada por el presidente para que estuviera a cargo de los pormenores y detalles de la conmemoración del Bicentenario, en su discurso y tras realizar un recorrido histórico por lo que fue la gesta libertadora, indicó que esta conmemoración se trató de “un día para reflexionar sobre la libertad”.

Además, Ramírez planteó que hoy Colombia aún debe enfrentar diversos retos como nación, tales como el narcotráfico o la pobreza.

La vicepresidenta, recordando el papel de la mujer, como fue el caso de Matilde Anaray, quien fue una heroína de la independencia, por disfrazarse como hombre para luchar por la libertad, también reflexionó en torno al papel que desempeñan las mujeres en la actualidad.

“Debemos garantizar que nunca más las mujeres debamos disfrazarnos de hombres para luchar por nuestros derechos”, agregó Ramírez.

Un llamado a la paz

El gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, señaló que tenía escritas unas palabras para dar en su discurso, aunque no lo leyó, pues será guardado en una urna, para que en 100 años sea leído por los gobernadores de esa época y, como lo indicó, conozcan qué se pensaba en 2019 sobre la realidad del país.

Aunque guardó el discurso, Amaya aprovechó para invitar al presidente Duque, reconociendo que es un asunto “complejo”, a “que hagamos los esfuerzos por construir una paz estable y duradera, por materializar ese sueño de las comunidades alejadas de vivir una vida en paz”, le dijo, indicándole que contara con él para trabajar por el desarrollo y la libertad del país.

Asimismo, agradeciendo a Dios, Amaya indicó que “sin duda, el Dios de los ejércitos que estuvo hace 200 años aquí con el ejército patriota, es el mismo que acompaña al ejército de hoy”, rindiendo un homenaje a los militares del país.

Finalmente, en su discurso solo mencionó la palabra paz en una ocasión y al finalizar su intervención, destacando que es el momento para que “la historia nos recuerde como la generación que derrotó la pobreza, que construyó paz con legalidad y como la que promovió la creatividad y la iniciativa individual”, refiriéndose a sus apuestas y propuestas de gobierno.