Diario del Cesar
Defiende la región

Contraloría detectó 55 hallazgos fiscales por 5 $ 11.399 millones

266

Un total de 55 hallazgos fiscales por $11.399 millones de pesos encontró la Contraloría General de la República en la Actuación Especial de Fiscalización que realizó en el primer semestre de 2019, a partir de una denuncia presentada en su momento por el entonces director de Coldeportes y hoy ministro del Deporte, Ernesto Lucena, sobre las inversiones en infraestructura deportiva realizadas por esta entidad desde 2015 hasta 2018.

Uno de los focos de la evaluación de la Contraloría es del aporte de Coldeportes a distintas entidades territoriales, a través de convenios suscritos con las mismas, que sumaban $1.8 billones.

De los 1059 convenios suscritos por Coldeportes, por la suma de $1.8 billones, fueron evaluados por la Contraloría 548 ejecutados en 304 municipios del país, revisando la inversión de $959 mil millones aportados por esta entidad estatal.

Se revisó la ejecución de los recursos invertidos en infraestructura deportiva en Bogotá Distrito Capital y los departamentos de: Cundinamarca, Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Caquetá, Cauca, Cesar, Chocó, Guajira, Huila, Nariño, Magdalena, Norte de Santander, Putumayo, Tolima, Quindío, Santander y Valle del Cauca.

En el ejercicio de control fiscal que se adelantó en Bogotá D.C., se incluyó la revisión de 3 convenios interadministrativos suscritos entre Coldeportes y Fonade, Findeter y la Federación Colombiana de Fútbol, respectivamente.

En total la Contraloría General determinó la configuración de 257 hallazgos administrativos de los cuales 180 tienen presunta connotación disciplinaria, 55 tienen incidencia fiscal por $11.399.947.373,76, uno presunta connotación penal y en uno se solicitará el inicio de Indagación Preliminar-

Tres hallazgos tienen solicitud de Proceso Administrativo Sancionatorio y otros 6 tienen otras incidencias.

El resultado de la evaluación del organismo de control es que la ejecución de los recursos invertidos en infraestructura deportiva “cumple parcialmente con los principios de igualdad, moralidad, eficacia economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, y en términos generales con la normatividad legal vigente en materia contable, financiera y contractual”.

Y es que según la Contraloría se evidencian deficiencias en los procesos de planeación, ejecución, seguimiento y control. Un ejemplo es que en los casos en que las cuentas bancarias generaron rendimientos financieros, los entes territoriales no realizaran la devolución al Tesoro Nacional de estos recursos, tal como lo estipulaban los convenios respectivos. “En algunos municipios la devolución se hacía de manera parcial, y otros están esperando la etapa de liquidación del convenio para realizarla”, dice el reporte.

También se detectaron proyectos de obra contratados por los municipios, pero incompletos en su documentación técnica (estudios y diseños). “Lo anterior, a pesar que Coldeportes surte una etapa de viabilización técnica de los proyectos que los municipios le presentan para cofinanciar”, criticó la Contraloría.

“La Contraloría determinó que la supervisión y seguimiento a la ejecución de estas obras de infraestructura deportiva por parte de Coldeportes no es suficiente, toda vez que se le asigna a un profesional la supervisión simultánea de una gran cantidad de convenios, lo que denota que se presente una debilidad en el seguimiento, la vigilancia y el control de la ejecución de los recursos que aporta Coldeportes. Lo anterior conlleva a que se presenten incumplimientos por parte de los contratistas y/o firmantes de los convenios de las obligaciones contraídas”, añaden.

Otro hallazgo preocupante fue la falta de planeación en la ejecución de las obras “Se evidenció, igualmente, que parte de las irregularidades encontradas en la ejecución de los convenios y contratos de obras derivados, se dieron debido a que se presentaron debilidades en la planeación. Antes de que las entidades territoriales iniciaran con los procesos de selección no se contaba con los estudios y diseños completos de los proyectos de infraestructura, lo cual origina que las obras no se ejecuten en los tiempos establecidos en los convenios y contratos de obra, poniendo en riesgo la inversión de los recursos y afectando a la comunidad, pues no se logra el disfrute de las obras”.

“Esta falta de planeación hace además que, una vez terminadas las obras, no se cuenta con un compromiso por parte del ente territorial en el mantenimiento y sostenibilidad de la infraestructura deportiva y/o recreativa, el cual es un compromiso que adquiere tanto el municipio como Coldeportes, al ser este un requisito previo para acceder a los recursos de la Nación”, concluye al respecto el análisis hecho por el ente de control.