Diario del Cesar
Defiende la región

Condenarán a kankuamo por enviar pornografía de menores indígenas

824

Un sentido de fallo de carácter condenatorio es el que profirió el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento en el proceso que se sigue en contra del kankuamo Walter Enrique Arias Ariza, investigado por presuntamente haber realizado pornografía infantil con una menor de seis años de esa misma etnia, en hechos supuestamente ocurridos en el 2012 pero llevados a la justicia en el 2015.

Ello ocurrió tras escuchar los alegatos de conclusión realizada en audiencia virtual, que cada una de las partes realizó para convencerlo de absolver o sentenciar, según petición, a quien fungió como administrador del Compartel de Atánquez y encargado de la emisora Tayrona Estéreo, siendo las razones de la Fiscalía 13 Seccional, encargada de la investigación, las acogidas por el tribunal.

“Queda clara la realización de la conducta y la autoría de Walter Arias, quien sabía lo que estaba haciendo porque es un hombre profesional, intelectual, que ha trabajaba en ese Compartel, manejaba equipos electrónicos y que dijo haber tenido las fotografías en su nube, que eran privadas y nadie tenía acceso a ellas; pero lo cierto es que si lo eran, ¿Por qué la embajada americana las obtuvo? Es tan evidente que así fue que por eso hoy estamos aquí, en este proceso penal. Tenemos evidencia que demuestran que las fotos fueron conocidas tanto que llegó hasta las autoridades”, dijo el juzgador al justificar su decisión.

Esto último hace referencia al reporte entregado en enero del 2014 por el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos a la Dirección de Protección y Servicios Especiales (Dipro) de la Policía Nacional, en la que advertía que un ciudadano colombiano se dedicaba al tráfico de pornografía infantil desde el corregimiento de Atánquez, ubicado al norte de Valledupar, y que esa persona era Arias Ariza.

EL CASO

Dentro de los elementos relacionados por la entidad internacional, había reportes de incidentes captados en USA que relacionaban números telefónicos y posibles ubicaciones, que señalaban que el sujeto realizaba manipulación pornográfica infantil. Luego mediante análisis de ingeniería social, en los que se investigó el origen de los correos electrónicos dentro del motor de búsqueda de Google, se estableció que el e-mail y la línea reportada por los norteamericanos estaban asociados a una cuenta de Facebook a nombre de Walter Arias.

Con esa información, al parecer, la Policía encontró más de 70 fotos de menores difundidas en la red, presuntamente, por el señalado y por ello fue capturado en mayo del 2015, cuando trabajaba como camarógrafo en el programa Colombia Nativa de Canal Capital en Bogotá.

Según lo conversado con investigadores de la Dipro, Walter se aprovechó no sólo del respeto que le guardaban como líder indígena, sino también de la amistad con el padre de la pequeña.