Diario del Cesar
Defiende la región

Contraloría investiga presunta pérdida de donación a la Polfa

11

Para identificar un presunto daño patrimonial, la Contraloría General de la República anunció este domingo que abrió una indagación preliminar por la presunta pérdida de una mercancía donada por la DIAN en febrero pasado a la Policía Fiscal y Aduanera -POLFA, por un valor que supera los $4.404 millones.

De acuerdo por lo señalado por el ente fiscal, entre lo donado hay equipos tecnológicos y electrodomésticos, como consolas de video juegos, parlantes, televisores, equipos de sonido, audífonos y relojes inteligentes. También confecciones y maletas para hombres, mujeres y niños, elementos que se han incautado en el marco de operativos al contrabando en el país.

La Contraloría halló deficiencias en la custodia, almacenamiento, control y distribución de estos bienes, en tres casos específicos de donaciones de la DIAN a la POLFA, con base en el seguimiento efectuado a la trazabilidad del procedimiento de donación y una visita del equipo auditor a las instalaciones de la Dirección de la POLFA.

Se identificó falta de control para la identificación o distribución final de los elementos entregados en donación, en particular para equipos tecnológicos y electrodomésticos (consolas de video juegos, parlantes, televisores, equipos de sonido, audífonos, relojes inteligentes, entre otros.

Resalta la Contraloría que los registrados de la Dian para identificar cada bien es completamente diferente a la que hace la POLFA, en donde se clasifican sin todo el rigor correspondiente.

“Adicionalmente, en la inspección física realizada en la bodega de la POLFA, lugar de almacenamiento de los elementos objeto de donación, se observó que los mismos están guardados dentro de lonas, cajas apiladas – algunas en mal estado -, y sin inventariar. Tal situación impide la toma física de inventarios, movimientos e inspección de los bienes en la bodega, si se tiene en cuenta la complejidad para mover las mercancías, situación que limita e impide su reconocimiento y, por consiguiente, lo que sí pone de presente y evidencia es la debilidad y/o falta en los controles de cara a la reubicación o distribución final de tales elementos”, señaló la Contraloría.

Un hecho más que se identificó fue sobre la donación de sábanas y acolchados para 28 auxiliares de Policía que pernoctan en las instalaciones de la Policía Metropolitana de Pereira, pero en la planilla correspondiente “se verificó fue la entrega de bienes como más de 4.500 metros de telas y 38 rollos, chanclas, bóxer, tenis, medias, suéteres y camisetas en esa misma cantidad. Quiere decir esto que se pidió una donación de sábanas y acolchados y lo efectivamente entregado fueron otras mercancías de mayor valor”./Colprensa