Diario del Cesar
Defiende la región

EDS en Valledupar estaría afectada

325

POR:
EDUARDO
MOSCOTE SIERRA

Aunque han cesado los aguaceros de la segunda temporada húmeda, algunos daños causados por las lluvias siguen generando malestares en los ciudadanos y negocios; uno de los puntos críticos es la glorieta María Mulata, sobre la carrera 19, donde cráteres en las vías se intensificaron con el fenómeno natural.

Luego de reportarse como varios vehículos durante el último aguacero quedaron atrapados, la administración municipal envío cuadrillas para subsanar las grietas, pero este sería el comienzo de otras quejas.

Desde el 12 de octubre vienen los pesares para la estación de servicio Los Caciques, pues los cierres – necesarios para los arreglos –  han producido pérdidas en la comercialización de combustible: este punto cada fin de semana habría dejado de vender hasta 3.000 galones.  Así lo dio a conocer Jhonny Pimienta, uno de los administradores.

Los bloqueos sin previo aviso sobre todo en la entrada de la avenida Pedro Castro Monsalvo duran hasta siete horas notándose de la producción paralizada.

“Antes de empezar la obra llegó al encargada de Emdupar diciendo que no se afectaría el negocio, pero continúa el problema y no hay pronunciamiento, estamos perdiendo; todas las semanas nos paralizan.  En octubre ya he perdido unos 9.000 galones”, comentó.

 ‘NO ES CIERTO QUE HEMOS PRODUCIDO PÉRDIDAS’

Aunque se suponía que los arreglos en este punto de la capital del Cesar servirían para resarcir los daños de las lluvias, el ingeniero Ricardo Llanos, jefe operativo de Emdupar explicó que se adelanta un contrato junto a la Gobernación del Cesar, cambios de redes  húmedas desde el Sena hasta la glorieta Los Gallos, previo a la ampliación – en tema de pavimentos – que adelantará del Siva.

Se estarían cambiando tuberías de más de 20 años que se encuentran obsoletas, algunas con diámetros de 10 y 12 pulgadas; y de alcantarillado de ocho y 12 pulgadas.

Sobre la queja anteriormente expuesta dijo: “No es cierto que se hayan perjudicado los negocios, de pronto incomodado.  Hemos tenido la suficiente precaución para no interferir el tráfico, solo trabajamos de noche y en jornadas de 9:00 p.m. a 1:00 a.m.”.

No obstante aseguró que lo que sucedería es que las obras estarían produciendo inconformidades naturales de cualquier intervención.