Diario del Cesar
Defiende la región

Colombia renovó presencia de la oficina de derechos humanos de la ONU

270

Colombia firmó acuerdo para dar continuidad a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, luego de que en las últimas horas se generara una polémica por rumores de que el Gobierno había pedido se suspendiera la presencia de esta en el país.

El acuerdo fue firmado en Ginebra, Suiza, entre  el Ministro de Relaciones Exteriores Carlos Holmes Trujillo y  Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

A través de  este acuerdo se renueva el mandato de la Oficina de la Alta Comisionada en Colombia por un periodo de 36 meses, que estará sujeto a renovaciones adicionales entre las partes.

De esta manera, el texto reemplaza al acuerdo mediante el cual se estableció la oficina en Colombia, firmado en 1996 y que expiraba este año, pero que producto de una negociación entre representantes del Gobierno Nacional y de la Oficina de la Alta Comisionada logró extenderse.

Según la Cancillería, la negociación estuvo regida por el criterio de renovar el compromiso de Colombia con la promoción y la defensa de los derechos humanos a través de  la colaboración con la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos; y  el deseo de  actualizar las disposiciones del acuerdo de 1996 para que este  se ajuste a la realidad actual del país.

El nuevo acuerdo reconoce que el Gobierno de Colombia mantiene una política de cooperación y colaboración con los mecanismos internacionales de derechos humanos y  pone en consideración la vinculación de Colombia a los principales instrumentos internacionales de derechos humanos, así como  los avances para la formulación de un Plan Nacional de Derechos Humanos.

En el texto también se destaca la firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP.

“Alentar el intercambio de experiencias y buenas prácticas institucionales en materia de derechos humanos, incluido el impulso de la cooperación de Colombia con otros países, en temas como la elaboración, implementación y seguimiento de Planes de Acción en materia de derechos humanos, la elaboración de indicadores de derechos humanos y el desarrollo de portales electrónicos para la difusión y sistematización de recomendaciones de mecanismos internacionales, entre otros”, es uno de los compromisos  que se incluyó en el nuevo acuerdo.

De igual forma, se recogen las tareas que le fueron encomendadas a la Oficina por el acuerdo con las FARC y que esta ha venido desarrollando como parte de la implementación del mismo.

Recientemente se desató una polémica en el país luego de que el expresidente Ernesto Samper publicara en  su cuenta de Twitter que Barbosa y la vicecanciller Adriana Mejía habrían exigido el desmonte de esta oficina.

BOGOTÁ (Colprensa)