Diario del Cesar
Defiende la región

Las urnas esperan a 815.900 ciudadanos

497

Han sido ubicadas 2.465 mesas de votación distribuidas en 284 puestos

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Luego de un intenso debate electoral, los cesarenses, al igual que todos los ciudadanos colombianos en el territorio nacional, acuden hoy a las urnas electorales para elegir a alcaldes, gobernador, concejales, diputados y ediles.

Con un total de 3.944 candidatos, 815.900 habitantes de departamento del Cesar, sufragarán en 2.465 mesas de votación, distribuidas en 284 puestos (90 en cabeceras municipales y 194 en corregimientos).

El Cesar registra un 2.7% de los 3.684.092 ciudadanos inscritos en el censo nacional de electores. El Consejo Nacional Electoral dio de baja un total de 35.967 cédulas por presunta trashumancia, siendo La Jagua de Ibirico (5.867), Chiriguaná (2.524) y Valledupar (4.163) los municipios con mayor número de documentos anulados.

En cuanto a las personas con discapacidad, el Cesar tiene un 3% del total de inscritos en todo el país, cuya cifra alcanza los 535.166, siendo las principales discapacidades: física (44%), intelectual (15%), múltiple (14%), visual (12%), auditiva (9%), psicosocial 6% y sordoceguera (0.1%).

En todo el territorio colombiano, hoy serán electos 1.101 alcaldes, 32 gobernadores, 12.063 concejales, 418 diputados y 6.814 ediles, quienes se posesionarán en sus cargos el 1 de enero de 2020.

Los cesarenses escogerán al Gobernador entre los candidatos Luis Alberto Monsalvo (Coalición Alianza por el Cesar), Claudia Margarita Zuleta (Centro Democrático), Jaime Araújo Rentería (Colombia Humana-UP), Hugo Vásquez (Polo Democrático Alternativo) y Kaleb Villalobos (Coalición Cambio Verdadero).

Mientras que para la Alcaldía de Valledupar, de siete candidatos inscritos, cinco llegaron a la recta final, estos son: Ernesto Orozco (Coalición Por Ti Valledupar), Mello Castro (Partido de la U), Jesús España (Colombia Justa Libres), Alaín Jiménez (Polo Democrático Alternativo) y Miguel Morales (Movimiento Autoridades Indígenas de Colombia AICO).

Evelio Daza, del Partido Centro Democrático, y Fredy Socarrás de la Coalición Primero lo Social, declinaron y se fueron con Mello Castro y Ernesto Orozco, respectivamente.

Álvaro López, delegado de la Registraduría en el Cesar, informó que de acuerdo a los datos reportados por la Registraduría Nacional del Estado Civil, en el Cesar sufragarán 410.198 hombres y 415.286 mujeres, lo que representa una alta participación ciudadana para este proceso.

El delegado informóque de los inscritos, cinco aspiran a la Gobernación; a la Asamblea 13 listas y 130 candidatos; a las 25 alcaldías 153 candidatos; a los 25 concejos de todo el Cesar 3.492 candidatos; y a las Juntas Administradoras Locales 66 listas y 164 candidatos, para un total de 3.944 aspirantes en todo el departamento.

ESTADÍSTICA

Informó López que en cuanto al potencial electoral registrado por municipio en el departamento del Cesar, Valledupar cuenta con 306.163 electores, Aguachica con 70.693, Agustín Codazzi 48.425, Astrea 14.931, Becerril 16.911, Bosconia 29.054, Chimichagua 24.782, Chiriguaná 22.734, Curumaní 27.428, El Copey 23.458, El Paso 22.737, Gamarra 10.720, González 4.182, La Gloria 11.206, La Jagua de Ibirico 28.295, La Paz 20.353, Manaure Balcón del Cesar 7.882, Pailitas 15.040, Pelaya 14.489, Pueblo Bello 19.231, Río de Oro 16.178, San Alberto 19.173, San Diego 15.197, San Martín 16.103 y Tamalameque 10.535.

TRANSPARENCIA

Por otra parte, el delegado de la Registraduría en el departamento, exhortó a los electores a cumplir con la democracia en Colombia. Que no duden en la transparencia y no teman en denunciar, ante los actores electorales, cualquier irregularidad o delito que alcancen a observar.

“Los registradores son nuestros garantes en cada uno de los municipios, pero los políticos y la ciudadanía en general son los principales protagonistas de este proceso, del que se esperan los mejores resultados”, dijo.

Agregó que los testigos electorales son sus principales garantes durante los comicios, ya que tienen el derecho de ejercer la vigilancia en la votación y los escrutinios, ejerciendo una función pública de carácter transitorio en representación de las agrupaciones políticas. Estos funcionarios podrán formular reclamos y solicitar la intervención de las autoridades competentes.

“Hoy los partidos políticos recogerán lo que sembraron, si han sido líderes el pueblo les responderá como tal, de lo contrario, deben respetar los resultados y exhortar a sus seguidores a no utilizar la violencia o acudir al daño de los entes público”, reiteró.

Hoy es un día pacífico, de fiesta electoral, para la cual la Registraduría se encarga de la logística y trabaja en conjunto con la Procuraduría, Fiscalía, Consejo Nacional Electoral y autoridades locales y departamentales.

USO DE LA BIOMETRÍA

Muchas han sido las denuncias de posibles fraudes al sufragante. Para el Cesar se ha hablado de Trashumancia, compra de votos y otras alertas electorales que permitieron a las autoridades fijar medidas de control para garantizar un proceso transparente.

Tal es el caso del sistema biométrico, el cual será utilizado en ocho de los 25 municipios del departamento, según el grado de alertas anunciadas por la Misión de Observación Electoral (MOE).

Diana Jimeno, delegada de la Registraduría en el departamento, informó por su parte que en cumplimiento del artículo 39 de la Ley 1475 de 2011, que dispone garantías para evitar el fraude por suplantación al sufragantes, la Registraduría Nacional del Estado Civil dispondrá de este sistema en las ocho entidades donde se presume hay mayor riesgo.

En tal sentido, en el municipio de Aguachica el sistema será utilizado en ocho puestos de votación, entre los cuales se contarán con 90 estaciones para la atención de los electores. Agustín Codazzi tendrá cuatro centros con 57 estaciones; Becerril tendrá biometría en el puesto de cabecera municipal con 25 estaciones.

Curumaní tendrá el sistema en cuatro puestos de votación para un total de 35 puntos de atención, El Paso con un puesto y once estaciones. Mientras que La Jagua de Ibirico tendrá el sistema biométrico en cuatro puestos con 37 estaciones; Pueblo Bello y La Paz contará con la medida en sus puestos de cabecera con 19 y 24 estaciones, respectivamente.

Jimeno destacó que la biometría es un sistema que autentica la identidad de las personas por medios fisiológicos. En el caso colombiano, la identificación de las personas se realiza a través de las huellas dactilares de las manos.

La autenticación se realiza mediante el cotejo de la huella dactilar y la información encriptada que hay en la cédula de ciudadanía. La información se confronta con la información dactilar del ciudadano que reposa en los archivos de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

El ciudadano entrega la cédula, el operario la pasa por el lector de código de barras y el aparato habilita una opción para que la persona ponga uno de sus dedos de la mano para identificarlo. En el dispositivo saldrá la identificación de la persona, con número de cédula, y se coteja la información que nos da la cédula física con el dato que arroja el aparato.

Resaltó que el elector está en la obligación de autenticarse biométricamente en los puestos donde la hay, de lo contrario no podrá ejercer el sufragio.

EL CESAR CON 7 MUNICIPIOS EN RIESGO ELECTORAL MEDIO

Recientementela Misión de Observación Electoral (MOE) alertó que en el país existen 152 municipios en donde aún confluyen factores de riesgo por violencia y por indicativos de fraude electoral. Los municipios de Valledupar y Pueblo Bello, en el departamento del Cesar, aparecen dentro de las 305 entidades con indicativos de fraude y factores de violencia.

En el estudio “Mapas y Factores de Riesgo Electoral 2019”, la MOE realizó un análisis dividido en cinco partes: Riesgo por factores indicativos de fraude, riesgo por factores de violencia, riesgo por factores indicativos de trashumancia electoral, análisis de contexto, cubriendo desde las barreras para la participación política de la mujer hasta la falta de acceso a los puestos de votación y el costo de las elecciones atípicas y análisis regiones, con la lectura desde el territorio de los analistas regionales de la red de la MOE.

En Cesar tiene siete municipios entre riesgo electoral medio y alto, para un 16% de la muestra estudiada.

La MOE concluyó que en 305 municipios hay riesgos por factores de violencia, 133 menos que en las pasadas elecciones locales de 2015, y solo cinco menos que en las elecciones de Congreso y Presidencia de 2018. De los 305 municipios, 50 registran riesgo extremo, 85 riesgo alto y 170 riesgo medio.

Esta variable mide riesgo por violaciones a la libertad de prensa, riesgo por desplazamiento forzoso, la violencia política contra elegidos y candidatos, por presencia y acciones unilaterales de Grupos Post-Desmovilización Paramilitar, por presencia de las FARC y por presencia del ELN.

Valledupar y Pueblo Bello aparecen en la lista de los 152 municipios en donde confluyen riesgos indicativos de fraude y factores de violencia.

En cuanto a la trashumancia, la Misión de Observación Electoral ubica al Cesar con tres municipios en riesgo medio, 5 en riesgo alto y 4 en riesgo extremo; lo que representa el 48% del territorio.

PUNTOS CLAROS

-El voto es válido cuando el elector marca sobre el logro del partido, así no defina con claridad un candidato determinado.

-Cuando el elector marca dos o más candidatos de una misma lista, sin estampar el logo del partido o movimiento político. En este caso el voto no beneficia a ningún aspirante, pero sí al partido.

-Cuando el elector marca en la zona del partido, así no selle ni su logo o el número de algún candidato, o cuando marca el logo y su zona de marcación.

 ES NULO…

-Cuando la marca, o marcas, no definen claramente la intención del voto.

-Cuando se marcan dos o más partidos o movimientos políticos, ya sea en sus logos y/o en la lista de candidatos.

-Cuando se marca una casilla correspondiente a un aspirante, más la del voto en blanco.

-Cuando se marca un partido o movimiento político, más la casilla del voto en blanco.

-Cuando se marca el logo de un partido y el número de un aspirante de otro en un partido distinto.

 -Cuando el elector marca más de una casilla, en el caso de los tarjetones para alcaldes y gobernadores.

EN CASO DE EQUIVOCARSE…

El elector podrá solicitarles a los jurados un nuevo tarjetón. Es necesario que devuelva la tarjeta mal diligenciada, pero hay que verificar que el jurado la anule.