Diario del Cesar
Defiende la región

En libertad conductor acusado de causarle la muerte a ´Botellita´

737

El Juzgado Primero Penal Municipal con funciones de control de garantías, cobijó con la medida no privativa de la libertad a Reginaldo José Antonio Aragón Valera, acusado de los delitos homicidio culposo agravado y lesiones culposas agravadas, sindicado de arrollar y ocasionarle la muerte a Ernesto Núñez Ortega, la madrugada del lunes en la avenida Simón Bolívar en el barrio Los Cortijos de Valledupar.

En la audiencia concentrada de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento la Fiscalía 16 Seccional, argumentó que “el 21 de octubre a la 1 y quince de la madrugada en la avenida Simón Bolívar en la carrera 19#9c ocurrió un accidente automovilístico donde se vio involucrado un Renault Logan y una motocicleta color roja. El conductor impactó a la motocicleta estacionada en el semáforo. Al colisionar la motocicleta, Ernesto Núñez Ortega, sufre unas lesiones de consideración que le ocasionan la muerte y el conductor del carro se da a la huida. Una persona resulta herida y dos jóvenes que iban en el automotor resultaron ilesas” subrayó.

Agregó además el fiscal que en el hecho, resultó herido Gabriel Toncel Flores, quien sufrió fractura de clavícula y el pasado jueves fue sometido a un procedimiento quirúrgico.

La delegada del ente acusador aseguró además que al lugar arribó la Policía de Tránsito y  realizó el croquis correspondiente. “En ese momento las autoridades no pudieron registrar quien conducía el carro en el lugar, pero la policía judicial encontró los documentos de la persona que supuestamente conducía el vehículo, luego con los elementos materiales probatorios generaron una orden de captura” precisó.

El procesado se entregó de manera voluntaria ante las autoridades a las 10 de la mañana de este jueves en un sector ubicado al norte de la capital del Cesar. Servidores del CTI hicieron efectiva la orden de captura y Aragón Valera fue puesto a disposición de las autoridades competentes.

El fiscal agregó de igual manera que hay dos agravantes en las conductas punibles, debido a las circunstancias en que se dieron, ya que el indiciado al momento de cometer el hecho violento se encontraba bajo los efectos del alcohol o sustancias alucinógenas, sumado a eso abandonó el lugar de los hechos, lo que hace aumentar la pena al doble, a la sentencia mínima que va desde 2 a 6 años de prisión, pero con el agravante, se prolongaría hasta de 12 años tras las rejas, además de una sanción económica para las víctimas de este caso; el veredicto final quedará en manos de un juez de conocimiento quien será el encargado de imponer una condena.

Reginaldo Aragón no se allanó a los cargos. En la sala de audiencia del Palacio de Justicia de Valledupar, hicieron presencia los parientes del detenido, al igual que los seres queridos del aprehendido, ambas familias se mostraron compungidas por este trágico hecho que los involucró de manera fortuita.