Diario del Cesar
Defiende la región

Adolescente terminó muerto en frustrado robo

492

Una herida de bala acabó con la vida de un menor de origen venezolano que, supuestamente, intentaba cometer un hurto a un conductor, en hechos ocurridos en zona rural del municipio de Curumaní, en el centro del Cesar.

La víctima en cuestión fue identificada como Moisés Enrique Gómez Arrieta, de 16 años, natal del de Estado de Zulia (Venezuela), quien según las autoridades, estando en compañía de su hermano y algunos amigos, abordó a un hombre que se manejaba un automóvil entre el puente de Animito y la entrada al corregimiento de Sabanagrande, con la intención de robarlo. Sin embargo, corrió con mala suerte y fue sorprendido a tiros por su supuesta víctima.

En el hecho ocurrido a 20 minutos del casco urbano de la población, el menor fue impactado de dos balazos: uno en el antebrazo izquierdo y otro en el intercostal derecho, quedando sin vida en ese mismo lugar.

Mientras el conductor se dio a la huida, los jóvenes dieron aviso a las autoridades sobre lo ocurrido y poco después, uniformados de la Policía y el Ejército Nacional se trasladaron al lugar de los hechos para iniciar las labores investigativas correspondientes. En medio de dichos procedimientos se habrían identificado a algunos de los integrantes de la banda dedicada al hurto que, supuestamente, realizaba el acto vandálico.

Funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía también hicieron presencia en el lugar, realizaron entrevistas y se encargaron de efectuar la inspección técnica al cadáver, que luego fue trasladado a la morgue del Instituto de Ciencias Forenses de Medicina Legal de Chiriguaná, para que allí le practicaran la necropsia.

Sobre el joven se conoció que residía junto con su familia en el corregimiento de Sabanagrande.