Diario del Cesar
Defiende la región

Juez negó la casa por cárcel para ‘El Bemba’

381

El Juzgado Segundo Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, ratificó la decisión adoptada en primera instancia de negar la apelación a la medida de aseguramiento que le fue impuesta el pasado 6 de junio a un sujeto conocido como ‘El Bemba’, acusado como el presunto responsable de la muerte del obrero Leonar de Jesús Ramírez Toloza, de 32 años.

Ever Alfredo Romero Granados, fue procesado por el delito de homicidio agravado en concurso con fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones,por el crimen ocurrido el 6 de mayo del 2019 en el sector de Zapato en Mano, ubicado en la margen derecha del Río Guatapurí de Valledupar.

Según la consideración del despacho, no le asistía razón al defensor del acusado al pedir que a este se le impusiera una medida menos restrictiva; es decir, la detención domiciliaria, al insinuar que los elementos presentados por el ente acusador no generaban inferencia razonable de su autoría o participación en las conductas punibles, pues la acusación se basaba en los dichos de tres supuestos testigos presenciales que, al parecer, no fueron contundentes en señalarlo como la persona que accionó el arma que acabó con la vida del obrero.

“El recurso debió ser declarado desierto en primera instancia en tanto que no existe un objeto claro por el que se deba entrar a un estudio de fondo del caso; porque es incoherente atacar la inferencia razonable y por esa vía, predicar que se revoque la decisión de imponer una medida de aseguramiento intramural para en su defecto, aplicar una en sitio de residencia. Es carente de objeto porque tanto para la una como para la otra se exige que haya la inferencia razonable de que el imputado pudo cometer la conducta y desde luego, que el delito existió. Por ello cuando solicita la domiciliaria está aceptando que existe la inferencia y en consecuencia, el recurso carece de sentido”, explicó el juez al resolver la apelación.

Por tal razón, el acusado seguirá privado de la libertad, a la espera de ser llamado a la audiencia de formulación de acusación, cuyo reparto aún no ha sido asignado al juez de conocimiento de Valledupar que le corresponda.

EL CASO

De acuerdo a lo indicado por el acusador, el sujeto en cuestión habría acabado con la vida de Ramírez Toloza en la madrugada de ese lunes al propinarle siete disparos: cinco en la cabeza y dos en el tórax.

Lo anterior fue argumentando con los materiales de prueba legalmente obtenidos por los investigadores a cargo del caso, que realizaron varias entrevistas entre vecinos del sector y las personas que departieron con el occiso antes de su muerte, logrando apuntar sus indicios hacia ‘El Bemba’, de acuerdo a la información recopilada.

Uno de estos aseveró haber visto juntos al fallecido y al supuesto homicida minutos antes del asesinato, y posteriormente, observar a este último en actitud sospechosa en torno al lugar del crimen.

“Los perros estaban ladrando mucho y como mi casa es de tablas, me asomé por la hendija de la pared que da a la calle y vi que iban dos personas para los lados del rio. Estos eran el difunto Leonar y ‘el Bemba’. Unos 10 minutos después sentí unos cuatro disparos y después dos más. Me asomé y vi que de los lados del río como quien va para la gallera iba ‘el Bemba’ solo, y estaba como asustado porque a cada rato iba al río y regresaba al barrio”, señaló el testigo.