Diario del Cesar
Defiende la región

 ‘Trabajen Vagos’ no cree en las excusas médicas del representante ‘Ape’ Cuello

597

Catherine Juvinao, veedora del movimiento ‘Trabajen, vagos’

Por:
Eduardo
Moscote Sierra

Nuevas informaciones se conocen del proceso que pretende tumbar a los congresistas “más vagos” de Colombia.   Al parecer, enfermedades como otitis, crisis asmática, rinitis, gastritis y bronquitis, serían las justificaciones de los cinco miembros del parlamento colombiano con más inasistencias, demandados con causa de pérdida de investidura.

David Barguil, Luis E. Díazgranados, Cristóbal Rodríguez, Jaime Felipe Lozada y Alfredo ‘Ape’ Cuello, serían los primeros políticos en demostrar el historial médico presentado ante el Consejo de Estado, luego de las acusaciones del movimiento veedor “Trabajen, vagos”.  Los anteriores reúnen 224 fallas.

Según lo informado por Catherine Juvinao líder del proyecto, en el caso del representante a la Cámara por el Partido Conservador, ‘Ape’ Cuello, de las 54 inasistencias presentadas, fue demandado por 45 de ellas. “Muchas de sus solicitudes de ausentismo son por “encontrarme en mal estado de salud”, citas, exámenes y controles médicos, crisis asmática, rinitis o rinofaringitis”, indicó.

Los documentos que exoneran su presencia en el parlamento serían citas, exámenes y controles médicos, crisis asmática, rinitis y casos de rinofaringitis. Para la defensora de los Derechos Humanos son excusas ‘truculentas’.

Por eso, pide ayuda de los medios de comunicación y sociedad civil quienes les han permitido agilizar una sanción social con unidad.    “Y créame que Cuello algún malestar le está generando, así como a su equipo de trabajo y su familia.  Eventualmente el castigo ideal debe ser en las urnas, no hay que votar por los candidatos que apoyan a alcaldías, gobernaciones y concejos, son gente que nos quieren  imponer a nivel local sin ser políticos idóneos”, comentó Juvinao.

Y le afirmó a DIARIO DEL CESAR que el congresista cesarense no tiene distinción alguna dentro del recinto, su desempeño legislativo lo califica como mediocre, los proyectos de ley proponentes no son coherentes y al parecer, no se expresa en las plenarias.

Acotó: “nadie lo conoce porque no hace nada, solo politiquear en las regiones, por eso no asiste a las plenarias”.  El detonante para la vocera de “Trabajen, vagos” son las investigaciones que Cuello tiene por temas de Odebrecht, parapolítica y tráfico de influencia en el Sena.

¿DE DÓNDE SALEN LAS EXCUSAS?

Es la misma pregunta que asegura Catherine Juvinao, su equipo de fórmula se realiza diariamente, pues los permisos “legales” no fueron presentados con soportes de fórmulas médicas, solo con una incapacidad aparentemente en formato escueto, firmada además por el médico del congreso.

Al estar en entredicho los documentos, los congresistas deberán allegar pruebas al Estado que justifiquen las inasistencias a las sesiones.  Dentro de las excusas, también plasman compromisos de carácter parlamentario conforme a su ejercicio como congresistas, pero no soportan lugar, hora, ni asistentes a las actividades.

“Nosotros le hemos dicho a la opinión pública que son poco creíbles, inverosímiles, porque ninguna excusa tiene soportes de nada, parecen trucos que les pasan al Consejo de Estado, por eso  pedimos que soliciten los soportes (…) no podemos decir de ‘primerazo’ que son falsas, pero sí que tenemos sospechas fundamentadas con las que queremos lograr que el Consejo de Estado y los magistrados, se conviertan en rigurosos al momento del escrutinio de los papeles”, dijo.

Actualmente las cinco demandas se encuentran en fase de pruebas por lo que, cualquier momento, el Estado deberá pronunciarse y citar una audiencia pública con la que se terminaría la última fase de primera instancia.

Aclaró que el proceso se puede alargar.  Se encuentran solicitando un cotejo de pruebas para verificar la originalidad de los oficios y la misma debe ser aprobada por los magistrados: “comenzaremos a aplicar herramientas científicas como grafología para firmas, antigüedad del papel por medio del carbono, testimonios de varios funcionarios  del congreso bajo gravedad de juramento, entre otros”.

¿SIENTE MIEDO?

DIARIO DEL CESAR le preguntó a Catherine Juvinao si este proceso de “Trabajen, vagos” le ha generado miedos, pero negó la sensación.  Aclaró que deben ser ellos (los congresistas) quienes deben sentir intimidaciones por las pruebas recopiladas que podrán demostrar los posibles fraudes.

Los 30 congresistas  con más inasistencias, se dieron a conocer el pasado 2 de abril luego de una veeduría tras el hundimiento de la ley anticorrupción.  Para el diagnóstico, se examinaron 506 gacetas oficiales y 90 folios y actas (35.000 páginas) para evaluar las justificaciones presentadas por senadores y representantes.   “Van a perder la investidura y pueden pasar de un proceso contencioso administrativo a uno penal, esto los puede enviar a la cárcel con quienes lo ayudaron”, agregó Juvinao.

El medio trató de comunicarse con el representante ‘Ape’ Cuello pero este no atendió las llamadas.