Diario del Cesar
Defiende la región

Crece rebelión de cafeteros por cumbre convocada por Petro

25

Los cafeteros del departamento de Antioquia han optado por no asistir a las reuniones propuestas por el Gobierno nacional programadas para los días 3 y 4 de abril, y a la que no se invitó a la Federación Nacional de Cafeteros (FNC).

Por el contrario, los cafeteros antioqueños insistieron en llamar a un paro que está previsto para el 17 de abril.

Su decisión se fundamenta en la percepción de que el Gobierno no ha implementado medidas efectivas para ayudar a la recuperación del sector cafetero, ni ha tomado acciones concretas para evitar la liquidación de las cooperativas, proporcionar seguros para las cosechas y otorgar subsidios para los suministros.

Alonso Suárez, miembro de Dignidad Cafetera, señaló: “Lo que ha hecho el Gobierno nacional son anuncios y los cafeteros no vivimos de anuncios. Queremos mencionar que esa reunión que van a hacer el 3 y 4 no representa la lucha que hacemos los caficultores y por eso ninguna de las organizaciones que estamos liderando las movilizaciones vamos a asistir”.

Esta determinación refleja el descontento y la insatisfacción de los cafeteros ante lo que consideran una falta de atención y apoyo por parte del Gobierno central.

PLANTONES

Ante esta situación, se ha anunciado que el paro cafetero se mantiene y se llevará a cabo el 17 de abril mediante un gran plantón en el municipio de La Pintada, donde asistirán los cafeteros del suroeste de Antioquia y el norte de Caldas. Esta movilización tiene como objetivo visibilizar la difícil situación que atraviesan los caficultores y presionar al Gobierno para que tome medidas concretas que atiendan sus demandas.

Al respecto, y en su cuenta de X (Twitter), el exministro Juan Camilo Restrepo, dijo que “el Gobierno está organizando una asamblea cafetera para el 3 y 4 de abril en Bogotá. Su objetivo es montar un evento paralelo de ‘bases’ cafeteras para tratar de restarle legitimidad y representatividad gremial a la Federación”.

Restrepo calificó como “curioso” el objetivo de la reunión citada por el mandatario colombiano, teniendo en cuenta que, “por ley y reglamento, la política cafetera deba manejarse concertadamente entre la Federación de Cafeteros, que representa a 550.00 familias cultivadoras y el Gobierno”.

El exfuncionario le recordó al gobierno del presidente Petro que los recursos de la parafiscalidad cafetera que se manejan a través del Fondo Nacional del Café “son recursos públicos, pero no son fondos oficiales”.

El exministro denunció que el Ministerio de Agricultura estaría ofreciendo dinero para quienes asistan a la asamblea y lo calificó como “un verdadero derroche” de dinero por parte del Gobierno.

“Estas ‘bases’ cafeteras con las que el Gobierno busca hacerle contrapunto a la Federación parece que están escasas, pues está teniendo que ofrecer $ 400.000 a cada uno de quienes asistan a la asamblea”, denunció el exfuncionario, al tiempo que cargó contra la cartera.

“El Ministerio de Agricultura recibió un presupuesto holgado este año para apoyar la agricultura, no para financiar actividades políticas con claras finalidades antigremiales. Si el Gobierno le está pidiendo a la federación de cafeteros austeridad, estos viáticos a los que asistan a la asamblea paralela lo deja sin ninguna autoridad para reclamarle que se apriete el cinturón”, señaló.

Restrepo sostuvo que “le va a quedar difícil al Gobierno aglutinar nuevas ‘bases cafeteras’ que opaquen a las 550.000 familias cafeteras que están representadas en la Federación”, y señaló que “si este va a ser el costo en que se incurrirá, convocando múltiples reuniones populares que se preparan para aclimatar la propuesta ‘constituyente’ del presidente Petro, no habrá presupuesto que lo resista ni pueblo espontáneo que llene las plazas. A razón de $ 400.000 por asistente a cada manifestación, lo único qué habrá será la ‘democracia del derroche’”.

Por su parte, el gerente de la FNC, Germán Bahamón, dijo a los medios: “Nosotros como Federación hemos expresado, en todas las mesas de trabajo, nuestra voluntad de apoyar a todos los cafeteros, a las 552.000 familias cafeteras, aquí no hay latifundio, aquí no hay burguesía, aquí no hay grandes capitales detrás de la caficultura, son 552 mil familias cafeteras que tienen en promedio 1,5 hectáreas”.