Diario del Cesar
Defiende la región

La misteriosa muerte en Chile de militar disidente venezolano opositor de Maduro

36

La Fiscalía de Chile confirmó que el cuerpo hallado en el interior de un campamento de Maipú corresponde a Ronald Ojeda Moreno, el teniente retirado del Ejército venezolano que vivía en Chile en calidad de refugiado político y que fue secuestrado hace nueve días en la comuna de Independencia.

Poco después de informar de la detención de un primer sospechoso del rapto, el fiscal Héctor Barros, a cargo de la causa, anunció que «finalmente podemos, en base a las pruebas que se realizaron, confirmar que corresponde a los restos a Ronald Ojeda, que había sido víctima de secuestro».

«La data de muerte aproximada, de acuerdo al médico del Demecri (Departamento de Medicina Criminalística de la PDI), es entre siete a diez días, por lo tanto, es coincidente además con las fechas en que se produjo el secuestro», añadió el funcionario en unas declaraciones recogidas por el medio Cooperativa.

«Algo muy oscuro hay en la ejecución del Teniente Ronald Ojeda Moreno: primero lo secuestran con un sofisticado operativo de inteligencia; ayer encuentran su cuerpo enterrado en un campamento ilegal, y hasta ahora solo un menor de edad extranjero está detenido», escribió en su cuenta en X (Twitter) el alcalde de la municipalidad de La Florida en Chile Rodolfo Carter.

Añadió: «Toda una puesta en escena para hacernos creer que esto simplemente es un asesinato más del crimen organizado. Sospechoso, cruel y humillante homicidio por encargo que confirma que Chile, más allá de los balbuceos del Gobierno, se está convirtiendo en otro Estado fallido latinoamericano».

 

Por su parte, la periodista venezolana Carolina Briceño publicó: «Lo que se sabe del caso del asesinato del Teniente y expreso político venezolano Ronald Ojeda Moreno, quien fue secuestrado el pasado 21 de febrero en Santiago de Chile».

 

Lo que dicen las autoridades chilenas

Entre tanto, la prefecto inspector Catalina Barría, jefa nacional de Delitos contra las Personas de la policía civil, aseguró que el cadáver estaba enterrado a 1,40 metros de profundidad, razón por la que su extracción se ha prolongado durante casi toda la tarde.

Previamente, el fiscal Barros había apuntado que los restos se encontraban sepultados «en una estructura de cemento, y que finalmente logró la Policía encontrar al interior de una maleta».

El fiscal también enfatizó que «esta es una investigación compleja, vinculada al crimen organizado», motivo por el que han «desplegado y realizado una serie de diligencias que (les) han llevado al resultado que (han) tenido al día de hoy».

«En una maleta, enterrado a 1,4 metros y cubierto de cemento: así fue encontrado el cuerpo de Ojeda», informó BioBioChile.