Diario del Cesar
Defiende la región

Murió vigilante de restaurante tras ser baleado

20

En la Unidad de Cuidados Intensivos del Camino Universitario Distrital Adelita de Char falleció en las últimas horas, el vigilante del establecimiento de razón social ‘Smoke House’, a causa de la lesión ocasionada con arma de fuego que recibió a manos de pistoleros.  

El guarda de seguridad fue reportado como Edinson Pinto Carreño, nacido en Cúcuta (Norte de Santander) hace 41 años, quien había resultado herido a bala en la puerta del establecimiento, ubicado en la calle 61 con carrera 21B, barrio Los Andes, a las 3:45 de la tarde del miércoles 11 de mayo.

Recordemos que el caso se produjo luego que, ese fatídico día los delincuentes llegaron al establecimiento a bordo de una motocicleta de color rojo, el parrillero se bajó para ingresar al lugar, al parecer, a cometer un atraco, pero el vigilante cruzó algunas palabras con él y le impidió su ingreso al local.

Trascendió que Pinto Carreño intentó sacar un arma traumática. Sin embargo, cuando intentaba desenfundarla recibió el impacto de arma de fuego a la altura de la espalda.

La víctima fue impactada y llevada de emergencia al Camino Universitario Distrital Adelita de Char, donde ingresó a la sala de cirugía y permaneció internada con pronóstico reservado durante tres días, hasta que los médicos del mencionado centro asistencial confirmaron su deceso.

Las autoridades judiciales a cargo del caso tratan de establecer si el ataque guarda relación con un atraco o una extorsión cuando el antisocial intentó entrar al lugar y el vigilante se lo impidió.

El acto criminal quedó grabado en las cámaras de seguridad del restaurante donde se muestra el momento exacto en que el vigilante resulta baleado por uno de los dos hombres que llega en una moto, vestido de suéter azul, pantalón gris, tenis y gorra blanca, le dispara y posteriormente emprende la huida con su víctima. El material fílmico permanece bajo recaudo de las autoridades que lo analizarán para dar con la individualización y captura de los responsables del crimen.

Por parte de la familia de la víctima se pudo conocer que Edinson Pinto llevaba más de seis meses trabajando como vigilante en el establecimiento de comidas y que era un hombre muy querido por compañeros y clientes.