Diario del Cesar
Defiende la región

En el Loperena Garupal estudian entre basura y desechos

38

PROTESTARON POR FALTA DE ASEADORAS

Un total de 1.300 niños de preescolar y primaria de la Institución Educativa Loperena Garupal, sede Divino Niño, en el municipio de Valledupar, están escuchando clases entre basura y espacios sin medidas higiénicas, por la falta de personal de aseo, el cual hasta la fecha no ha sido contratado por la Secretaría de Educación.

Los baños permanecen sucios, los salones de clase entre basura y desechos, y el resto de las áreas del centro educativo sin las mínimas condiciones de higiene, lo que ha generado el descontento de los padres de familia, quienes ayer protagonizaron una protesta y cerraron los accesos al plantel, en busca de una respuesta por partes de las autoridades competentes.

“Nuestros hijos están saliendo en horas de la noche del colegio, específicamente los del turno de la tarde, ya que antes de retirarse deben hacer aseo a los salones de clase; esto es injusto e inhumano, no podemos seguir con esta situación por la inoperancia de las autoridades de educación”, dijo una de las manifestantes.

De igual manera, denuncian que los representantes del colegio han pedido a los padres de familia, la colaboración para el aseo diario de las instalaciones del colegio. “No es negarnos a poner un granito de arena en esta penosa situación, sino que la comunidad no está para tapar lo que los demás no son capaces de resolver, exigimos soluciones inmediatas”, afirmó un padre de familia que se encontraba en la protesta.

William Mora, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Divino Niño, manifestó que desde que se inició el periodo escolar están esperando el personal de aseadoras, lo que ha conllevado a los padres de familia, de manera voluntaria, a hacer el aseo en algunas áreas.

“Desde hace 15 días el aseo es muy mínimo, los baños están sucios, los bebederos de agua llenos de basura, el patio también y cuando llueve el estancamiento de agua es insoportable, incluso recientemente mataron una culebra en el área. Los padres de familia no están dispuestos a seguir con esta situación, y piden a las autoridades no hacer promesas para luego no cumplirlas”, dijo.

Agregó que la institución atiende a niños de preescolar y primaria, pudiendo atender el turno de la mañana solo hasta las 9:30 y la tarde hasta las 5:00, perjudicando además el rendimiento de las actividades académicas.

Luego de la protesta de ayer, desde la Alcaldía de Valledupar se informó que ya la contratación del personal está lista y la próxima semana habrá solución, sin embargo, los padres de familia aseguran que hasta que no vean al personal en el colegio no decaerán en su lucha.

 

OTRAS NECESIDADES

El presidente de la JAC agregó que la institución presenta otros problemas que no han sido atendidos por las autoridades de turno. El servicio de agua solo lo reciben dos veces a la semana, y la energía eléctrica es deficiente causando dañado algunos equipos.

A esto se le suma, una construcción realizada en la parte trasera de la institución, que impide el paso del agua cada vez que llueve, lo que genera inundaciones y la proliferación de mosquitos.

Delia Orozco, rectora de la institución, dijo por su parte, que desde su despacho se han hecho las gestiones necesarias ante la Secretaría de Educación Municipal, la cual ha manifestado que el proceso de contratación está listo y en los próximos días será enviado el personal.

Aseguró que a los padres de familia se les ha solicitado la colaboración en el aseo, para evitar que la situación empeora y se deban suspender las clases. “No es cierto que los niños se queden hasta horas de la noche haciendo aseo con sus representantes, al contrario, son enviados de inmediato a sus hogares”.

Reiteró que las gestiones se están haciendo, a la vez que pidió paciencia a los padres de familia y comunidad en general.