Diario del Cesar
Defiende la región

¿Ahora sí, se viene la reforma pensional?

624

Todo indica que por fin el Gobierno está convencido que se debe modificar la actual carta de jubilación de los colombianos, pero sin tocar la edad ni los derechos adquiridos. Se espera que presente el borrador de la iniciativa en el segundo semestre del año

La llegada de Ángel Custodio Cabrera Báez a la cartera del Ministerio de Trabajo, va a refrescar para el Gobierno el objetivo de emprender una reforma pensional. Por lo menos en las primeras de cambio y en su contacto con los sindicatos, con los miembros de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, y con los medios de comunicación, el ministro Cabrera Báez  no ha eludido hablar del tema y por el contrario ya dicho los que no se tocaría en una eventual reforma que se presente al Congreso.

En la reunión de presentación ante la Comisión de Concertación, de la cual hacen parte trabajadores, empresarios y Gobierno Nacional, el Ministro dijo que “concertación, diálogo y ustedes, los integrantes de esta mesa de concertación, son los actores principales para tratar de sacar adelante este país”.

Aunque dijo que no hay proyecto de Ley sobre reforma pensional y laboral, y aseguró que si lo hay, lo concertará con los actores: empresarios, trabajadores y el Gobierno Nacional.  Además, recalcó, que se preservarán los derechos de los trabajadores y señaló que no se modificarán las semanas cotizadas, la edad de pensión y se respetarán los derechos adquiridos.

En la misma reunión, los miembros de la Mesa de Concertación le pidieron una mayor claridad entorno a los proyectos de reforma pensional y laboral que presentarán este año el Gobierno ante al Congreso de la República.

 “Le planteamos al Gobierno nacional que nos clarifique si hay o no reforma pensional en el país, el ministro lo negó y dijo que no había absolutamente nada, pero le planteamos a nivel de la Confederación Democrática de Pensionados el poder tener unas respuestas claras en este sentido”, manifestaron los trabajadores.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Diógenes Orjuela, confesó que esperan que estos proyectos sean analizados en la mesa de concertación y sean tenidos en cuenta sus opiniones.

“En esta reunión afloraron las profundas contradicciones que existen en la mesa de concertación entre los sindicatos, los gremios económicos y las posiciones del Gobierno; allí tuvimos una controversia en torno a una pretensión de flexibilizar en una reforma pensional, los fondos de pensiones y en donde nosotros le hemos dicho al Ministerio de Trabajo que el Gobierno debe atender el proceso de negociación con el Comité de Paro”, resaltó.  En declaraciones a varios medios de información, el Ministro de Trabajo dijo que en caso que se adelante una reforma pensional, no se va a acabar con Colpensiones, “por el contrario lo que vamos a hacer es fortalecerla”.

Por su parte, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, dijo que ante una eventual reforma pensional se requiere una gran concertación a nivel nacional. Defendió que en  esa mesa de concertación deben estar presentes los Fondos de Pensiones, Fedesarrollo, Colpensiones, los Centros de Investigación, las Universidades públicas y privadas, los sindicatos y los partidos políticos entre otros para poner las cifras y las propuestas sobre la mesa.

Es claro que a Asofondos no le gusta el Régimen de Prima Media y por ello ha luchado de distintas formas para eliminarlo, cuando a la luz de la realidad los afiliados de los fondos privados deben estar muriéndose de la risa, ya que a diciembre 31 de 2019, alcanzó máximo histórico de $281,7 billones y registró ganancias récord cercanas a $40 billones. Entonces, ¿de qué preocuparse?. Llana y sencillamente que se quieren quedar solos con el negocio, por pura ambición del sector financiero.

De otro lado, el Fondo Monetario Internacional que estuvo la semana pasada revisando el rendimiento de la economía colombiana dijo por medio de Hamid Faruqee, jefe de la Misión, que “Colombia debe generar reformas estructurales para fomentar el crecimiento, aumentar el empleo y generar inclusión”.

Uno de los grandes desafíos de para el Gobierno de Iván Duque respecto a las pensiones reside en la diferencia pensional que existe entre los trabajadores colombianos.

Mientras que el 93% de la cotización a pensiones corresponde a trabajadores con salarios más bajos (de 1 a 4 salarios mínimos), resulta que aquellos que reciben de 5 salarios en adelante, corresponden al 8.4% de los pensionados, y son los que reciben los subsidios. Eso es una inequidad pensional que hay que corregir.

Según el Dane y la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH), la cotización a pensión (50,5%) se redujo en un 0,3% respecto al 2017 (50,8%), una cifra que está relacionada con la informalidad laboral que vive el país.

Pero el tema no es solo el sistema pensional. El tema es la formalización del trabajo. Por eso el Gobierno señalaba con la anterior ministra de Trabajo, Alicia Arango, que “si tuviéramos 20 millones de trabajadores cotizando, todo sería distinto. Si no logramos que los colombianos que trabajan tengan derecho a una pensión y a su salud, el país seguirá teniendo problemas en el sector laboral”. Ahí es donde le entra el agua al coco, como se dice en el argot popular.