Diario del Cesar
Defiende la región

El recuerdo de la guerra plasmado en lienzos

363

Contrario a las pinturas artísticas referentes al folclor, a personajes de la vida cultural de la región y el paisaje de los entornos turísticos que son muy comunes en las exposiciones de pintura en la región, Valledupar por estos días es testigo de una muestra pictórica que refleja otras realidades de la historia política de la región.

Se trata de unos cuadros que desgranan los hechos victimizantes que en diversos momentos y lugares se vivieron en la región y el país, por culpa del conflicto armado, y que ahora didácticamente, su autor, Mario Antonio Jácome, director ejecutivo de la Fundación Manos Unidas de Colombia, describe con precisión como pidiendo al auditorio que no olvide este pasado ni que se conjugue o repita en el presente.

La exposición artística se hace acompañar de otros elementos, como cilindros, bombas, y otros dispositivos,  que hicieron parte de ese lunar del pasado colombiano en más de 50 años de guerra en los que se utilizaron métodos escalofriantes para amenazar, torturar y asesinar a personas que se creían enemigas de ideas.

El pintor detalla sus obras como ‘Los rostros del conflicto’, una exhibición itinerante que merece ser promocionada, para que esa historia no se repita, y en la que se desnudan actores de todos los grupos, incluyendo fuerzas oficiales del Estado colombiano.

Ese pincel, traza dese la mordaza a los medios de comunicación, hasta los cadáveres flotantes en el río Cesar y Magdalena, pasando por las torturas en la región del corregimiento de La Mesa, los cientos de desplazados, muchos de los cuales hoy engrosan cordones de miseria en las ciudades incluyendo Valledupar.

Mario Antonio Jácome, junto a Miguel Maceas, son los gestores de esta muestra de un colectivo de paz que busca que la gente se acerque a la plazoleta de la Gobernación del Cesar en donde durarán tres días con el apoyo de un cine club para reforzar esos testimonios.

En su narración cuadro a cuadro, el pintor pretende con las artes plásticas, servir de catalizador, para la liberación de sentimientos y la expresión de pensamientos  e ir borrando esa huella letal en la convivencia pacífica de los colombianos, según lo reitera.

Luego de su estadía en Valledupar estarán partiendo hacia los Montes de María, especialmente, en Ovejas, Chalán y Colosó, Sucre y luego seguirán su recorrido por diversos lugares en los que el conflicto golpeó fuertemente, en donde la violencia se encarnó cruelmente contra los habitantes de esa región.

POR WILLIAM ROSADO RINCONES