Diario del Cesar
Defiende la región

Desempleo sigue ‘galopando’ en Valledupar, revela el Dane

722

La informalidad sigue galopando por todos los rincones de Valledupar, demostrando que el desempleo no ha sido meta superada por las autoridades de turno.

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), presentó los resultados del estudio sobre el mercado laboral en el país, basado en la Gran Encuesta Integrada de Hogares, donde la tasa nacional de desempleo del trimestre móvil julio-septiembre 2019, fue 10,6%, lo que significó un aumento de 1,1 puntos porcentuales frente al mismo trimestre de 2018.

En este sentido, Valledupar repite la ubicación como la tercera ciudad con mayor desempleo con 15.3%entrejulio-septiembre. En el periodo mayo-junio registró 15.5%, lo que representa una disminución poco significativa para el análisis general en Colombia.

Para las 13 ciudades y áreas metropolitanas, durante el trimestre julio-septiembre de 2019, la tasa de ocupación se ubicó en 59.0%. Con respecto al mismo periodo del año anterior (59.9%), representó una disminución de 0.9 puntos porcentuales.

La primera posición la sigue liderando Quibdó con 18,4%; tasa global de participación 55,0%; tasa de ocupación 44,9% y tasa de subempleo objetivo 3,0%. Le sigue Cúcuta con un desempleo de 16,5%; tasa global de participación 61,0%; tasa de ocupación 50,9% y tasa de subempleo objetivo 12,2%; mientras que en el tercer lugar está Valledupar con 15,3% de desempleo; tasa global de participación 62,0%; tasa de ocupación 52,5% y tasa de subempleo objetivo 8,3%.

Sincelejo (11,8%) fue la ciudad con peor desempeño al aumentar su tasa de desempleo en 2,9 puntos porcentuales, frente al mismo periodo de 2018. Las ciudades que presentaron las menores tasas de desempleo fueron: Cartagena (6,6%), Barranquilla (7,9%) Bucaramanga (9,0%).

En septiembre de 2019, en el total nacional, la tasa de desempleo en los hombres fue del 8,1%, 0,7 puntos básicos superior a la presentada en septiembre de 2018, cuando se ubicó en 7,4%. Las mujeres presentaron una tasa de desempleo de 13,0%, superior en 0.8 puntos porcentuales a la registrada en septiembre de 2018, cuando fue 12,2%.

En trece ciudades, entre las que se encuentra Valledupar, la tasa de desempleo de las mujeres fue de 12.0%; 0.5 puntos básicos inferior a la presentada en septiembre del año pasado, cuando se ubicó en 12.5%. Por su parte, los hombres presentaron una tasa de desempleo de 8.4% inferior en 0.3 puntos porcentuales a la registrada en septiembre de 2018 que fue de 8.7%.

En cuanto a la proporción de la población ocupada de manera informal, Valledupar se ubica en el quinto lugar con 59.2%. Este renglón lo encabeza Cúcuta con 65.3%, seguido de Sincelejo y Santa Marta con 65.5% y Montería con 60.5 puntos porcentuales.

La definición adoptada por el DANE para la medición del empleo informal, se remite a la resolución 15ª CIET de la OIT de 1993 y a las recomendaciones del grupo de DELHI (grupo de expertos convocado por Naciones Unidas para la medición del fenómeno informal); donde indican que un trabajador se considera como informal si trabaja en un establecimiento de hasta cinco trabajadores, excluyendo los independientes que se dedican a su oficio y a los empleados del gobierno.

MIGRACIÓN Y SECTOR MÁS PRODUCTIVO

En cuanto a la migración, la tasa de desempleo que hace doce meses no vivía en Venezuela se ubicó en 10.2%, con un incremento de 0.8 puntos porcentuales. Mientras que la población que hace 12 meses vivía en Venezuela se ubicó en 20.7%, con un aumento de 2.6%.

Desde las perspectivas de las ramas económicas, la población ocupada (22.230 mil personas) se concentró mayoritariamente en los servicios comunales, sociales y personales al crecer en 199 mil personas , asociados a establecimientos que combinan diferentes niveles de educación, prestación de servicios a la comunidad general en general y hogares privados con servicios domésticos.

La disminución de la población ocupada está asociada principalmente al comportamiento del sector comercio, hoteles y restaurantes al presentar una reducción de la población ocupada de 330 mil personas y contribuir con -1.5% a la variación total; seguido de la agricultura, pesca, ganadería, caza y silvicultura.

El estudio del DANE revela además que el índice de desempleo de los jóvenes (14 a 28 años) pasó de 16.5% en el trimestre julio-septiembre del 2018, a 18.1% en el mismo periodo de este año.

SE NECESITAN ACCIONES CONTUNDENTES

Ante este panorama en el que cada trimestre aparece Valledupar como una de las ciudades con mayor desempleo, el Centro de Estudios Económicos Regionales del Bando de la República, en su informe Precio del Carbón y Dinámica Laboral en Valledupar, recomienda que ante la creciente tasa de desempleo en la zona, se deben diseñar políticas orientadas a las necesidades específicas de cada ciudad o región. Especialmente, en estas economías como la de Valledupar cuya dinámica está vinculada al precio del carbón.

Dichas políticas podrían enfocarse en una capacitación o readiestramiento de la mano de obra de forma que, ante caídas de la demanda laboral de un sector específico, esta se pueda reubicar. También se debería pensar en programas de ahorro o líneas de aseguramiento que cumplan dicho propósito.

Representantes de la Cámara de Comercio de Valledupar indican que la informalidad en la capital del Cesar supera el 70%, cifra que revela al alto índice de desempleo que hay en la población. Valledupar requiere acciones contundentes del Estado colombiano para garantizarles a los empresarios la posibilidad de actividades mercantiles, y por ende, la generación de puestos de trabajo.

Gonzalo Medina Palacios, economista de la ciudad, indicó que en el municipio de Valledupar las personas están desmotivadas a conseguir empleo por los bajos salarios que se ofrecen, lo que no va en concordancia con su formación académica. “Existe un desestimulo hacia quienes van a buscar empleo, no se están generando oportunidades dignas y tampoco se están formando profesionales de acuerdo a las necesidades de la ciudad, de allí la informalidad que galopa en todos los rincones del municipio”, explicó.