Diario del Cesar
Defiende la región

‘Lo único que me falta es El Minuto de Dios’

249

POR:LEIDY HENRÍQUEZ GALVIS

… “y ya creo de cura no lo voy a hacer”, afirma Carlos Calero con una carcajada, tras hablar de sus más de 20 años en la ‘pantalla chica’; noticias, 11 coronaciones de Señorita Colombia, programas de entretenimiento como ‘Cien colombianos dicen’, ‘Duro contra el mundo’, ‘Hay trato’, ‘Gran Hermano’, ‘Factor X VIP’, ‘Bailando por un sueño’ y otros, han marcado su nombre en la televisión.

Desde el pasado 24 de septiembre, los colombianos lo ven en el que él considera, uno de los formatos que le faltaban: la música; junto a su paisana barranquillera Valerie Domínguez, armó el ‘combo costeño’ en Yo me Llamo, el programa que busca al doble perfecto de un artista y él, se siente feliz.

El presentador dialogó con DIARIO DEL CESAR para contar detalles de esta nueva faceta como anfitrión del concurso, lo que significa la música para él y algunos aspectos de su vida personal.

Te habíamos visto en muchos programas de concurso con otras temáticas, pero ahora te vemos en uno netamente musical ¿qué tal la experiencia?

Dios me puso este proyecto en el camino porque me encanta la música, siempre ha sido mi compañera en la vida desde muy niño; aprendí a tocar guitarra, a cantar, entonces creo que llego a un formato que tiene todos los ingredientes para divertirse uno y para hacer exitoso, como lo es y lo ha sido. Con Valerie nos hemos divertido, tenemos un jurado maravilloso y unos participantes que se han dado cuenta, año tras año, que esto va evolucionando y el nivel va subiendo. Los jurados no están dejando escapar absolutamente nada.

A los presentadores siempre los vemos muy cercanos con los personajes, cuenta esas historias de vida… ¿Alguna en especial que te haya marcado?

Creo que todos los que se presentaron llegan con una ilusión, un sueño… unas historias tristes, otras alegres, pero a todos los escuchamos y creo que es lo bonito de  este programa. Por ejemplo, la gente que salió de Venezuela y que están en unas condiciones no tan buenas en nuestro país, pero que están luchando por esa familia que dejó. O de pronto, la persona que está aquí mismo en Colombia, que ha tenido una superación personal también y a través de la música lo ha logrado. Cada persona tiene una historia que contar y un sueño que realizar, nosotros estamos pendientes de tratar de cumplírselo.

Decías que la música te ha acompañado toda la vida… ¿Has pensado retomar el tema musical?

Yo nunca he dejado la música, siempre he sido una persona que ha estado al lado de ella. En todas las fiestas familiares hay siempre música -porque vengo de una familia musical-, una buena guitarra, micrófono o un karaoke… en mi casa hacemos karaoke con mis hijos. No hay fiesta donde Carlos Calero esté y la orquesta lo llame a cantar; la vida me ha dado la oportunidad de cantar, además con todos los grandes de la música: Joe Arroyo, Diomedes (Díaz), Peter Manjarrés, Silvestre (Dangond), con Kaleth Morales… y hoy estoy disfrutando un formato donde tengo todo eso, donde tengo a artistas que yo no soñaba con ver nunca, porque son herencia de mis abuelos y padres; con esa música de Daniel Santos, Orlando Contreras… o disfrutar de Ozuna y J Balvin por mis hijos. Es una variedad musical para toda la familia.

¿Qué eriza a Carlos Calero?

Creo que una buena presentación –hablando de Yo me Llamo’; en el primer capítulo, cuando Valerie me robó un beso delante de todo Colombia, yo todo quietecito… eso me erizó mucho (risas). Y fuera de las pantallas, me eriza mi familia; creo que es mi mayor satisfacción, mis hijos, mi esposa, esa bendición que Dios me dio.

Ernesto Calzadilla abrió un camino muy grande en ‘Yo me Llamo’. ¿Cuál es la chispa o estilo que tomaste tú, para tomar el lugar que él dejó?

Tanto como suplir no, pero cada uno tiene un estilo; la gente lleva viéndome 24 años en la pantalla, en diferentes formatos y eso genera credibilidad.

¿Adelantas algún otro proyecto?

Otro proyecto no existe en estos momentos, porque Yo me Llamo ocupa todo; esto es de sol a sol las grabaciones y obviamente, el resto que queda es para la familia y otras cositas que tengo andando en temas de comunicaciones.

¿Qué sueños te faltan por cumplir?

Muchos. Creo que toda mi vida he sido un soñador y he soñado; la vida me ha dado la oportunidad de cumplir muchas de las metas; he tenido muchas frustraciones gracias a Dios que me han permitido ser mejor persona y profesional. De aquí en adelante, hacer nuevos formatos, un programa de entrevistas con buena música… tantas cosas.