Diario del Cesar
Defiende la región

Niegan libertad a albañil acusado de abusar a una sobrina

240

El Juzgado Cuarto Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, negó la petición de libertad por vencimiento de términos que el defensor de un albañil de 76 años, solicitó ante el tribunal por los supuestos abusos sexuales que cometía contra una sobrina.

El procesado identificado como Santiago Felipe Díaz Alcendra, acusado por su presunta comisión en el delito de acto sexual abusivo agravado con menor de 14 años, por la denuncia interpuesta en el 2014 por la  progenitora de la víctima de siete años, que al parecer, era sometida a vejámenes sexuales por el antes mencionado.

El argumento del tribunal era que a la fecha no se habían vencido las condiciones estipuladas por la ley para que el imputado salga del centro carcelario que le fue impuesta desde las audiencias preliminares y que determinó privarlo de la libertad. La Fiscalía 13 Seccional Caivas es la encargada de las pesquisas de este hecho.

 

OCURRIÓ EN EL BARRIO LOS FUNDADORES

El delegado de la Fiscalía en su relató en las anteriores diligencias dijo que “el abuso fue conocido por la madre, porque la menor venía presentando una serie de secreciones vaginales, y eso la motivó a llevarla al médico. Una vez allí se dan cuenta de que ella tiene fluidos poco comunes para su edad y fue sometida a varios exámenes, cuyos resultados arrojaron que lo que presentaba era el mismo que emana de personas que sostienen relaciones sexuales. Con ese predicamento, la mujer entra en dialogo con la menor y esta le comenta que su tío político le hacía tocamientos en la vulva, le metía el dedo, le frotaba su vagina y fue en varias oportunidades, cuando su papá la mandaba a donde su tía abuela”, relató la Fiscalía.

Los abusos sexuales ocurrieron en una vivienda del barrio Fundadores, cuando según la denunciante, el acusado recogía a la niña en el colegio y la llevaba a su vivienda mientras el papá la recogía en la tarde.

Díaz Alcendra fue detenido en octubre del 2017 en la invasión Altos de Pimienta, ubicado al noroccidente de Valledupar, tras estar cinco años huyendo de las autoridades.