Diario del Cesar
Defiende la región

Servicio de urgencia se encuentra ‘colapsado’

258

Cada día el hospital Rosario Pumarejo de López es protagonista de nuevas quejas relacionadas a un ‘hacinamiento’ de enfermos en los pasillos de urgencia y demoras en la atención de salud; usuarios reportan han esperado entre dos y tres días para recibirla.

Las sillas parecen ser ‘cómodas’ camillas y el piso, improvisadas camas, como pudo comprobar DIARIO DEL CESAR en un corto recorrido por el centro hospitalario.

Entre un camino de personas a la espera de la disponibilidad de médicos o enfermeras, encontramos el caso de Diego Rodríguez, un joven en estado de desnutrición, allí retenido, entre otros tantos enfermos.

Pese a su ‘extrema’ delgadez, dice su padre, Armando Rodríguez, no ha sido canalizado ni valorado: “No entendemos cómo es posible que pese a sus condiciones no le presten atención y no digan nada.  Está casi moribundo”.

Por otro lado estaba Beatriz Elena Cuadrado, por más de 24 horas esperó que su hermano recibiera la atención que su diagnóstico ameritaba, además de padecer ataques de epilepsia tendría cáncer de estómago.

Permaneció canalizado en el pasillo de la urgencia del ‘Rosario Pumarejo’ esperando un traslado o una atención profunda.  Como ellos, más de 50 personas se encuentran en las mismas condiciones, situación que quebranta la reputación del centro asistencial ante las autoridades en salud.

‘ESTÁN COLAPSANDO EL HOSPITAL’

Jorge Orozco, secretario de Salud Departamental sostuvo una reunión con el gerente del centro asistencial, Armando Almeida, quien hasta el momento no ha respondido a las inquietudes del medio.

Sin embargo, Orozco dijo que el hacinamiento se debe a que muchas EPS liquidadas con gran número de pacientes Comfacor, más de 50.000, Emdisalud (cerca de 27.000) y Medimás (25.000) dejaron a los usuarios ‘en el aire’.

“Y como las entidades les niegan los servicios hasta que sean trasladados, el único que los atienden – por su carácter público – es el ‘Rosario Pumarejo’.  No puede negarse”.

Orozco dijo que en un término de 15 días se reunirán con la Superintendencia de Salud para reclamar sobre la situación de los pacientes a la intemperie de las EPS y que hoy ayudan a ‘colapsar’ el ‘Rosario Pumarejo’.

Y dijo: “Hay casi 100.000 afiliados que están sin atención y cerca del 51% de la atención en urgencia es para población venezolana (…)  la afectación de los migrantes también agrava el instituto”.  Hoy el hospital estaría gastando, según el secretario de Salud Cesar, unos $19.000 millones a habitantes del vecino país.

USUARIOS OPINARON

El medio de comunicación conversó con algunos otros usuarios que estaban a la espera de atención médica.

Rony Pereira: “A mi cuñado en un robo le afectaron los tendones de la mano derecha de inmediato llegamos a la urgencia del hospital Rosario Pumarejo, eso fue hace tres días y aún no lo atienden ni ordenan la operación lo tienen con antibiótico y en una silla”.

Por su parte Carmen Cecilia Cantillo explicó que “La mala atención de la urgencia del ‘Rosario Pumarejo es evidente.  Estoy con mi hijo esperando hace un día que lo atienden, tiene fiebres y dolencias, pero no lo hacen pasar”.