Diario del Cesar
Defiende la región

Índice poblacional aumentó 25% y se ubica por encima de la media nacional

698

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA
El crecimiento poblacional en Colombia entre el 2005 y 2018 fue solo del 6%, destacándose el departamento del Cesar, por encima de la media nacional, con 25%, al censar una población total de 1.098.577 personas. Su capital, Valledupar, mostró un crecimiento de 31 por ciento, es decir, aumentó a una velocidad 4 veces más rápida que la estructura demográfica del país.

Estos resultados fueron anunciados por el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, Juan Daniel Oviedo, durante una rueda de prensa posterior a la presentación de los registros al alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía y al secretario de Gobierno Departamental, Carlos Cotes.

Oviedo indicó que los resultados compartidos indican que el departamento del Cesar tiene una población efectivamente censada de más de un millón de  personas aproximadamente, y Valledupar se acerca a la cifra de 460.000 habitantes, cifras que son bastantes consistentes con los registros de afiliados a seguridad social y el Sisben. Otro aspecto importante es que la población menor de 15 años en Colombia solo abarca el 22%, mientras que en el Cesar es del 30%, es decir, las estrategias deben focalizarse  hacia una mejor cobertura de atención educativa.

Con respecto a la población indígena de la Sierra Nevada, esta creció considerablemente, tuvo un aumento mucho más importante que toda la población en el departamento. “Pasamos de 54.000 indígenas en 2005 a 86.000 en el 2018”.

ÍNDICE POBLACIONAL

Para la ejecución del Censo Nacional de Población y Vivienda 2018 en el departamento del Cesar, se tomó como referencia el catastro nacional, la interpretación de imágenes satelitales y el conteo focalizado en campo de edificaciones nuevas.

De acuerdo a los resultados presentados en el departamento, la población de hombres representa el 49,5% y en Valledupar es de 48,7%. La población femenina es de 50,5% en el Cesar y en su capital es de 51,3 por ciento, es decir, que por cada 100 mujeres que residen en la capital del departamento hay 95 hombres.

Esta variable es argumentada efectivamente por la tasa de fecundidad que se puede resumir, para que todo el mundo tenga el referente de que en Colombia, “por cada 100 mujeres, estamos encontrando 25 niños menores de 5 años. En el Cesar y en Valledupar se encuentran aproximadamente 36 niños menores de 5 años. Y en los pueblos indígenas hay hasta 80 infantes por cada cien mujeres”, dijo Oviedo.

Destacó el director del DANE, que el progreso del país no se mide con crecimiento exponencial de la gente, se mide con el crecimiento importante de hogares, de viviendas y de obras que es el proceso de desarrollo económico. “Tenemos que reflexionar como colombianos y el recordar que el progreso económico no implica más gente, sino más desarrollo, más hogares, más viviendas y más infraestructura”.

En lo que respecta al reporte de viviendas con personas presentes, hogares particulares y Lugares Especiales de Alojamiento (LEA), el censo arrojó los siguientes resultados: 316.717 hogares particulares en el Cesar, con un total de viviendas ocupadas con personas presentes de 296.535 y 99 en LEA.

En Valledupar hay 127.587 hogares particulares y 121.534 viviendas ocupadas, mientras que los LEA hay 47, lo que indica un promedio de 3.6 personas por hogar.De estos hogares la cobertura de acceso a los servicios públicos es la siguiente: energía eléctrica en todo el departamento del Cesar es de 94.4%, 84.6% acueducto, 73.9% alcantarillado, 65.2% gas, recolección de basura con una cobertura de 77.2% y el servicio de internet 25.9%.

En Valledupar la cobertura  de energía eléctrica es de 96.0%, acueducto 88.8%, alcantarillado 81.7%, gas 80.9%, recolección de basura 88.8% y el internet abarca el 44.7% de la población censada.

DESEMPLEO: MOTIVO  DE PREOCUPACIÓN

Con respecto a las tasas de desempleo, el director nacional del DANE explicó que con respecto a la media nacional el municipio de Valledupar reporta una tasa de desocupados del 15.9%, colocándolo en la tercera ciudad del país  después de Cúcuta y Qibdó, con el más alto nivel de desempleo.

Se observó un incremento de 1.6 puntos porcentuales, frente al 14.3% que se observó el año anterior. La ubicación de la mujer dentro de estos índices, la tasa fue de 19.9% entre mayo-julio de 2019 y en los hombres fue de 12.3%, es decir, una brecha bastante grande que debe ser motivo de atención.

La informalidad también ha crecido casi 2 puntos, ubicándose en aproximadamente el 61% para la ciudad, siendo la alta dependencia al sector de comercio una de las principales tendencias hacia el empleo informal en Valledupar.

MIGRACIÓN VENEZOLANA

Ante este panorama, Oviedo resaltó que es importante precisar que los ciudadanos venezolanos no le están quitando la oportunidad laboral a ningún colombiano, ya que parte de la política pública del Presidente Iván Duque, y que se ha convertido en un documento de política gubernamental sobre  el enfoque de atención a la migración venezolana, es que el país cuenta con una misión incluyente hacia esta población.

Los  venezolanos están participando en el mercado laboral como una fuerza productiva, joven  y muy bien capacitada. En el sector de comercio y servicios es donde mayormente tienen más capacidad de enganche esta población.

El censo indica que la inmigración desde Venezuela hacia Valledupar y otros municipios del Cesar es la siguiente: Hace 12 meses en Valledupar se registraron 10.325 venezolanos en Valledupar y en otros municipios del departamento 9.281 para un total de 19.606.

Desde hace 5 años las cifras en la capital del Cesar es de 21.164 venezolanos que junto a los ubicados en otras entidades (19.878) hacen un total de población inmigrante del vecino país en el departamento de 41.042 personas.

DEPENDENCIA AL COMERCIO Y SERVICIOS

La dependencia que tiene Valledupar a las actividades de comercio y del sector servicio, dan una señal muy importante de que las políticas públicas locales que se han definido en los últimos años, han sido acertadas en materia de fortalecer temas como la economía  naranja, sector turístico y sobretodo actividades asociadas con el sector servicios y gestión del conocimiento.

Reiteró Oviedo que sería irresponsable decir que en Valledupar no hay empresas, al contrario, en el último resultado se mostró que  la ciudad creció y generó 5 mil nuevas ocupaciones en el último año, pero desafortunadamente así como inyectó esta cantidad, también expulsó al mismo número de personas debido a que el sector Construcción y manufacturero, tuvieron una disminución de la demanda de trabajo y por consiguiente se inflaron las cifras de desempleo.

Esto quiere decir, que la dinámica que se observó en este último trimestre, muestran una señal contundente de que las estadísticas pueden cambiar y Valledupar puede mejorar las condiciones en calidad de trabajo para los próximos meses.

“Pero al mismo tiempo es de las pocas ciudades que ya empezó a generar empleo, específicamente esos 5 mil ocupados que se generaron en el último trimestre, lo que es una señal de que el contexto urbano, es decir, el sector de servicios y de transporte en las ciudades, está empezando a generar oportunidades laborales y Valledupar es una de las ciudades líderes en comenzar a generarlos”, destacó.

Agregó el director del DANE, que lo que se trata es que las autoridades locales apropien esos resultados y escuchen al DANE en los análisis, para generar políticas públicas acertadas y cumplir ese propósito que tiene el Gobierno nacional en mejorar las estadísticas de mercado en los próximos meses.

DESACELERACIÓN DEL 13% EN SECTOR CONSTRUCCIÓN

Por su parte, el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, agradeció la disposición del DANE de seguir trabajando en estos diagnósticos importantes que permiten definir políticas públicas de desarrollo económico, competitividad y trabajo decente.

Destacó la Primera Autoridad municipal que socializando los datos de esta dependencia del Gobierno nacional sobre el departamento del Cesar y la ciudad de Valledupar, es importante destacar que frente a todos estos indicadores en el 2005 la ciudad contaba con 78.165 hogares y en el censo 2019 reporta un total de 127.587, aumento importantísimo que explican el crecimiento poblacional de 349.000 habitantes en el 2005 a 459.349, más la población flotante, según el último censo nacional.

Un dato que llamó mucho la atención es la tasa de fecundidad, en el Cesar, y en especial Valledupar es de 2.7, mientras el promedio nacional está en 2, es decir, el 40% más de fecundidad.

Con relación a la tasa de desocupación, la fuerza laboral pasó de un 61% a 65%. En el 2005 había 213.335 habitantes como parte de la población activa apta para trabajar,  y hoy día hay 302.564 habitantes, una diferencia de 89.229 personas.

De los 173.000 ocupados, el sector que más incide en la tasa de ocupación y que más genera empleos, es el comercio con 34%; seguido del sector servicio con 27%. “De allí la importancia de apuntarle a las economía urbanas, circulares, naranja porque la mayor  parte de los empleos lo están poniendo los hoteles, restaurantes, todo el tema del comercio. Este es un dato muy importante para la visión de la ciudad, donde Valledupar debe apuntar”, dijo.

Sin embargo, hay un dato desalentador, y es que el sector de la construcción aportaba el 7% a las cuotas de empleo, y hoy existe una desaceleración del 13% motivado a la burbuja inmobiliaria, a las cargas urbanísticas y muchas situaciones que envuelven este sector de la economía.

DATOS PARA EL PLAN DE DESARROLLO

Carlos Cotes, secretario de Gobierno Departamental, manifestó que estas estadísticas reveladas por el DANE permitirán desplegar el plan de desarrollo y buscar las políticas públicas importantes para disminuir las tasas de desempleo, que es el principal problema presentado.

De estos datos se destaca el alto índice de desocupación en la población femenina, que aunque es la mayor población en el Cesar, se deben trabajar en buscar fuentes de empleo donde ellas puedan acceder de manera oportuna.

El tema de informalidad también requiere de una atención importante por parte de los gobiernos local y departamental. También se deben analizar estrategias para potenciar el área de la construcción que decayó en 13 puntos y es motivo de preocupación, porque Valledupar y el Cesar fomentaba el desarrollo en esta sector.