Diario del Cesar
Defiende la región

 “Es necesario que el Gobierno dialogue con disidentes de Farc´

558

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

“Hacer la guerra fue fácil, construir paz está resultando muy difícil pero no imposible”, así lo manifestó Imelda Daza, vocera de paz y representante del Movimiento Social Dignidad Caribe, al referirse al anuncio de un grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que trastoca el acuerdo de paz firmado con el Gobierno nacional.

La noticia que despertó ayer a Colombia es lamentable porque es un tropiezo muy serio en este proceso difícil de construcción de paz en el país. “No fue fácil la negociación que demoró casi 5 años, tampoco la aprobación del acuerdo. Se hicieron y firmaron dos pactoscuya implementación no ha logrado sus objetivos, por cuanto en el país ha habido siempre una fuerza política con mucho poder oponiéndose desde siempre a la negociación primero y a la implementación del acuerdo después”, dijo.

Agregó que esa fuerza negacionista de la paz, está hoy en el poder y ha provocado una serie de hechos que estorban el desarrollo de  la jurisdicción especial de paz, incomodando el desenvolvimiento de la comisión de la verdad, la búsqueda de personas desaparecidas, la reincorporación de los excombatientes a la sociedad y tampoco han cumplido a esos exguerrilleros con los compromisos que se hicieron inicialmente.

Demandó la activista política que los exlíderes de las FARC han cumplido con todo lo que el acuerdo les demandó, pero no han recibido garantías de seguridad jurídica, económica ni física; por lo tanto, es necesario que el Gobierno nacional dialogue con la disidencia por una paz total, dijo Daza Cotes.

“Van más de 100 excombatientes asesinados, entonces estos hechos desestimulan, desaniman y le quitan confianza a los excombatientes, que por eso, quizás, muchos de ellos hayan resuelvo irse en disidencia por miedo a ser asesinados, por falta de recursos económicos para reincorporarse a la sociedad, por temores de ser enjuiciados y a que les hagan montajes jurídicos para extraditarlos. Toda esta suma de hechos provocan el desaliento y estimulan la deserción del proceso de paz”.

PROCESO DE PAZ CONTINÚA

Es lamentable, pero uno no puede caer en el pesimismo para decir que se acabó el proceso de paz, de ninguna manera. “Yo particularmente que he dedicado tanto esfuerzo a la construcción de paz, no me doy por vencida y creo que ahora con más fuerza, quienes defendemos este proceso, debemos trabajar juntos para que no se pierda el entusiasmo ni la confianza sobre este proceso”.

Destacó que el camino del país no puede ser el de la guerra, el camino de los 48 millones de colombianos tiene que ser el de la paz. “Mi llamado fundamentalmente es para esos que se sienten que no fueron aceptados por la guerra, que no sean egoístas ni mezquinos, respeten el dolor de quienes si la padecimos y que no se empeñen en llevar al país de nuevo a la beligerancia, porque lo que hoy vemos es el resultado de una serie de actitudes, de decisiones que se han hecho para aceptar el proceso, para frenarlo”.

Es hora de unirse para exigirle al actual Gobierno más seriedad, compromiso y contundencia en el respaldo al proceso de paz que no se ha tumbado, es algo muy serio y se firmó entre una organización armada (FARC) que luego se convirtió en un partido político que tiene representación en el Congreso y está actuando para las elecciones regionales de octubre.

Daza resaltó que quienes anunciaron volver a la guerra, es un grupo que no está de acuerdo con el proceso como se está llevando, por lo tanto decidieron apartarse y retomar de nuevo el nombre de las FARC para seguir con la lucha armada. Es sin duda un reto político para el país, “pero quienes defendemos el proceso de paz creemos que el país va a responder a ese reto con peticiones y con actos sinceros y de verdad. Hay que tener confianza, es difícil superar 52 años de guerra en cinco años de negociaciones y dos de implementación”.

NUEVA ETAPA DE LUCHA ARMADA

Durante la madrugada del miércoles, Iván Márquez, quien fuera número dos de las FARC, cuyo paradero se desconoce, reapareció para anunciar “una nueva etapa de lucha armada” en un video junto con otros exlíderes de la extinta guerrilla

“Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia, bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”, afirma Márquez en el video divulgado en internet, en el que aparece al lado de una veintena de hombres armados con fusiles. Márquez aparece junto con otros excomandantes de las Farc como ‘Jesús Santrich’, ‘El Paisa’ y ‘Romaña’.

Márquez asegura que la decisión de volver a las armas “es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana” y asegura que buscarán alianzas con el ELN.

Igualmente prometen su “desmarque total de las retenciones con fines económicos”, en una aparente referencia a los secuestros, pero buscarán “el diálogo con empresarios, ganaderos, comerciantes y la gente pudiente del país, para buscar por esa vía su contribución al progreso de las comunidades rurales y urbanas”.

Al final del manifiesto leído por Márquez, Santrich, que está pedido en extradición por Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, interviene para lanzar la arenga ‘vivan las FARC-EP’

CON APOYO DE NICOLÁS MADURO

El presidente de Colombia, Iván Duque, ordenó a la Fiscalía General emitir una orden de captura contra los disidentes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). “Le he solicitado al Fiscal emitir las órdenes de captura necesarias para enfrentar los delitos que se evidencian en el video y que son un ataque frontal a toda la institucionalidad y a la sociedad colombiana”, afirmó el mandatario en un mensaje dirigido a la nación.

Duque aseguró además que  los excomandantes de la extinta guerrilla de las FARC que decidieron retomar las armas son una “banda narcoterrorista” que disfruta del apoyo del Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Anunció también una recompensa de 3.000 millones de pesos colombianos para quien ofrezca pistas que lleven a la detención de Iván Márquez​, quien fue el jefe negociador del acuerdo de paz que se firmó entre la guerrilla y el gobierno en 2016.