Diario del Cesar
Defiende la región

Sicarios mataron al médico ´Tico´ Aroca

381

La sociedad se encuentra conmocionada por el atroz crimen. La familia del galeno dice que no tenía ni amenazas ni enemigos.

Las últimas horas han marcado un frío despertar para los habitantes de Valledupar; no precisamente por la lluvia que ha caído en la ciudad en las recientes alboradas sino por el infame crimen que acabó con la existencia del apreciado médico pediatra Alberto ‘Tico’ Aroca Saad, quien fue ultimado de dos balazos en la madrugada de este martes 20 de agosto, dejando con su partida un doloroso luto, pero sobretodo, una incesante indignación.

Como todos los días, el galeno se levantó muy temprano y salió de su casa ubicada en el barrio Novalito para realizar la caminata con la acostumbraba ejercitar su cuerpo de 62 años, para mantenerse saludable.

Pese a que en ese momento caían algunas gotas de lluvia, esto no le impidió dejar sus aposentos para emprender el camino que habitualmente hacía por la carrera cuarta, sentido norte, hacia el Balneario Hurtado, en esta oportunidad, en compañía de un amigo cercano y un colega.

Motivado por el buen clima, abandonó su hogar sin saber que nunca más volvería. Poco antes de que el reloj marcara las 6 a. m., su ruta fue interrumpida intempestivamente cuando transitaba por la parte posterior de la empresa DPA, anteriormente conocida como Cicolac, por un sujeto que sin mediar muchas palabras, le propinó dos disparos en la nuca, dejándolo tendido boca abajo e inerte sobre una de las calles del sector, ante la mirada estupefacta no solo de sus acompañantes sino de varias personas que también transitaban por esa zona, comúnmente frecuentada por los amantes de la actividad física.

LO SORPRENDIÓ LA MUERTE

“Íbamos caminando y vimos que pasó una motocicleta a alta velocidad. La verdad no prestamos atención porque pensamos que era alguien que iba andando por ahí. Después de un rato se nos apareció una persona por detrás, repentinamente, dijo el nombre de ‘Tico’ y le disparó por la nuca dos veces. Luego salió corriendo hacia la moto que lo estaba esperando más adelante. Nosotros nos quedamos ahí petrificados sin saber qué hacer. Pensamos que se bajó más atrás y fue siguiéndonos sin que nos diéramos cuenta”, contó uno de los acompañantes del hoy occiso, cuyo nombre será reservado por cuestiones de seguridad.

No solo el médico y su amigo se quedaron inmóviles ante lo ocurrido. Muchas personas que pasaban por ese sitio alcanzaron a percibir, sin detalles puntuales, a las dos personas que se movilizaban en la motocicleta y que, al parecer, les venía pisando los talones tanto a ‘Tico’ Aroca como a sus compañeros. Después, cuando el impacto de las balas le quitó la vida de manera inmediata, la noticia se propagó rápidamente entre los vallenatos, quienes corrieron al lugar del hecho con la ilusión de que el comentario que despertaba a los vallenatos fuera mentira.

“Es impresionante la forma en cómo acaban la vida de una persona. Yo iba a llevar a mi hija al colegio y vi como ocurrió todo. El parrillero se bajó de la moto, lo vi pasar, y lo hizo todo muy rápido, le disparó en la cabeza. Lo más triste es que uno llama a la Policía y se demora un montón en llegar, estando cerca. La violencia en Valledupar está llegando a sus límites, la vida no vale nada. Da mucha impotencia ver a un médico tan prestigioso de esta ciudad, tirado de esa forma, y uno sin poder hacer nada. Mi hija que iba conmigo, los que caminábamos por ahí, quedamos todos en shock”, dijo un testigo presencial del hecho.

Poco después, uniformados de la Policía se trasladaron hasta ese lugar y a su vez, funcionarios de la administración municipal, quienes prendieron las alertas y activaron el ‘Plan Candado’ con el que buscaban poder capturar a los delincuentes que propiciaron el crimen, aunque esto no dio resultado.

Según la información que conoció DIARIO DEL CESAR, el médico recibió cuatro impactos de arma de fuego: uno a la altura del cuello, a la altura de la espalda y los demás, en otras partes del cuerpo.

LA INSPECCIÓN

Acordonado el sitio, investigadores de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, de la Policía Nacional, empezaron a indagar entre posibles testigos del hecho y los mismos acompañantes del ‘Tico’ Ariza, sobre información que permitiera dar luces sobre la identidad de los criminales. Así también, un grupo de criminalística se encargó de realizar la inspección técnica al cadáver que posteriormente fue conducido a la morgue del Instituto de Medicina Legal de esta ciudad, para que le efectuaran la necropsia de rigor.

Las pesquisas realizadas por los investigadores permitieron encontrar una vainilla cerca del sitio donde yacía el cuerpo frio y examine del querido galeno, y con el seguimiento a las cámaras de seguridad que rodean la ciudad, se busca establecer posibles identidades de las personas que circularon en motocicletas por ese sector, a la hora en que ocurrió el crimen.

EL SEPELIO

En una sala de velación de la Funeraria Recordar, familiares y allegados del médico se reunieron para darle el último adiós que nunca esperaron entregarle y menos en condiciones tan reprochables. El llanto y el dolor, como es de esperarse, reinaban en cada rincón del recinto en que reposarán sus despojos mortales, antes de ser conducido –hoy- al camposanto donde descansará eternamente.

En ese mismo lugar, en la tarde de este martes, funcionarios y deportistas del Valledupar Fútbol Club, agremiación deportiva de la que el ‘Tico’ fue cofundador y en la que actualmente fungía como vicepresidente, le rindió un sentido homenaje para resaltar su labor incansable por el deporte y por brindarle a esta ciudad la posibilidad de tener su propio equipo disputando un anhelado cupo entre los mejores del balompié profesional.

“Es una perdida absolutamente irreparable para nosotros, para su grupo de amigos, para la familia y sobretodo, para todo el gremio deportivo de la ciudad. Su aporte siempre fue incondicional y la verdad es que nos deja un vacío enorme. Además de sufrir este dolor, no nos queda más que pedir que haya esclarecimiento de los hechos porque estamos totalmente desconcertados”, dijo el presidente del Valledupar FC, José Antonio Larrazábal.