Diario del Cesar
Defiende la región

No aguantó los golpes y murió

842

Esteban Bonilla López, de 25 años, falleció en la Clínica Erasmo de Valledupar, varias semanas después de haber sufrido un accidente de tránsito en la vereda Miraflores, del municipio de San Alberto, en el sur del Cesar.

Pese a luchar por mantenerse con vida durante más de tres semanas en las que estuvo internado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la clínica Erasmo de Valledupar, un joven de 25 años falleció en ese lugar tras ser víctima de un accidente de tránsito.

Dicha persona fue Esteban Bonilla López, quien fue atropellado por una motocicleta de placas BQP-81D en hechos ocurridos el pasado 18 de julio, en la vereda Miradores del municipio de San Alberto, en el sur del Cesar, cuando caminaba por una calle de esa zona rural.

Los fuertes golpes que le produjo el impacto con el vehículo, sumado a los traumatismos que sufrió al rodar varios metros por la calle, ocasionaron serias heridas en su cuerpo que requirieron de atención inmediata en el hospital Lázaro Alfonso Hernández Lara De San Alberto, de esa población, hasta donde fue llevado por moradores del sector.

Sin embargo, los galenos del sitio decidieron remitirlo de urgencias al hospital José David Padilla Villafañe, de Aguachica, dado su complejo estado de salud, especialmente, por el trauma craneoencefálico severo que presentaba.

Su situación no mejoró en ese lugar y tras considerar que debía ser trasladado a un centro asistencial de mayor complejidad, los médicos del lugar lo enviaron en una ambulancia hacia la clínica inicialmente mencionada, en esta capital, donde estuvo internado en cuidados intensivos con un pronóstico poco alentador.

Finalmente, una falla respiratoria hizo que su cuerpo colapsara y dejara de funcionar, ocasionándole la muerte. Por ello y tras confirmarse el deceso, funcionarios de la Policía de Tránsito y Transportes del Cesar se trasladaron hasta allí para efectuar la inspección técnica al cadáver, que posteriormente fue llevado a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses, para que le realizaran la necropsia.

Al cierre de esta edición, ningún familiar se había acercado a reclamar sus despojos mortales.