Diario del Cesar
Defiende la región

Llaneros y vallenatos, con la misma afinidad cultural y musical

815

Reinaldo de armas, siguió muy de cerca la vida de Diomedes Díaz a quien admiraba y hasta una canción le hizo en su honor, la que logró interpretar con Jorge Celedón.

Por
WILLIAM
ROSADO RINCONES

Siempre se ha dicho que entre los llaneros y los costeños existe una gran afinidad cultural que los hace particulares, si se comparan las narrativas de las canciones de ambos territorios, prevalece la naturaleza, el ser interior, y la amabilidad para con las mujeres en el plano sentimental cuando las relaciones son buenas y por el contrario aflora un machismo notorio en los géneros musicales de ambas regiones.

Por eso, es común que los grupos vallenatos se desplacen con  mucha frecuencia a esa zona, más no pasa lo mismo de los llaneros a este territorio, pero con frecuencia se escuchan algunas versiones de esa expresión folclórica siendo tal vez el de mayor rimbombancia, Reinaldo de Armas, quien grabó ciertos temas vallenatos e incluso le hizo uno particular a Diomedes Díaz.

Pese a que Reinaldo de Armas es Venezolano, hay que decir que la estructura musical del Llano es la misma en ambas fronteras, es igual la estructura melódica, los instrumentos musicales, tanto en Venezuela como en Colombia, son apenas los linderos imaginarios que dividen las dos naciones, pero los música afín, por eso del lado patriota, también es territorio para los grupos vallenatos, hoy en día están mermados esos viajes por la crisis que vive ese país.

DE ARMAS, LE GUSTA EL VALLENATO

Con respecto a esa afinidad musical de ambas culturas, y el interés de Reinaldo de Armas al interpretar la música de esta tierra, el vocalista Jorge Celedón en una ocasión que alternó con el venezolano  expresó: “Para nosotros los artistas de música folclórica vallenata es un honor que una leyenda de la música llanera intérprete un vallenato, en esa ocasión, de Armas,  cantó con la agrupación de Jorge Celedón, uno de los grandes clásicos del Cacique de La Junta: ‘Mi Muchacho’.

Tan seguidor es Reinaldo de Armas del vallenato, especialmente de la música de Diomedes Díaz que hasta le dedico un tema con un profundo contenido de apreció por él y su música, pero a decir verdad Diomedes no le correspondió, ni se dignó responder tan noble gesto, y esa era una de las falencias del ídolo vallenato que por el mal manejo que tenía, le faltó glamur a su carrera para sobresalir más a nivel internacional, sus cercanos, dicen, los expertos, conseguían más dinero manteniéndolo aislado de la sociedad y del mundo del espectáculo de las grandes figuras.

Así decía la primera estrofa de una canción hecha para ‘El Cacique de La Junta:

“Musa que inspiras al río

Quiero verte descender

Te espero en el arroyuelo

Cuando bajes a beber

Santa María en octubre

Motivo tinta y papel

Hermano Diomedes Díaz

Cúmplase un noble deber”.

Hace algunos años, para corroborar ese matrimonio entre la música vallenata y la llanera, la revista, ‘Arpa y Acordeón’ especializada en el folclor de los fuelles y las cuerdas, fue galardonada en Venezuela con el máximo reconocimiento periodístico y le dieron a sus directivos la estatuilla ‘Mara de Oro’ por su invaluable trabajo en las dos culturas. Conicidencialmente, en ese misma velada, Reinaldo de Armas recibió el ‘Mara de Platino’ y al percatarse del medio que fue galardonado junto con él, aprovechó para ser entrevistado y enviarle un mensaje a Diomedes Díaz, que en aquella oportunidad tenía problemas con la justicia. Así se expresó el venezolano para su ídolo Diomedes Díaz:

“Deseo que salga  pronto de todo este inconveniente que le ha tocado vivir en los últimos tiempos, que donde quiera que se encuentre recuerde que mucha gente incluyéndome, lo estima de verdad, y  espero volver a compartir una tarima con usted, como lo hizo en ciertas oportunidades aquí en Venezuela”.

De otro lado, recientemente, también el Cholo Valderrama fue abordado por Carlos Vives e hicieron una producción en donde el artista llanero se amoldó al repertorio montado por el samario, fue un documental llamado,  ‘Colombia en una canción’, en el que se reunió con diferentes músicos de diversas regiones del país, entre ellos Orlando ‘Cholo’ Valderrama, para construir juntos una composición musical que conectara los territorios, comprobándose una vez más la afinidad de estas expresiones folclóricas.