Diario del Cesar
Defiende la región

‘Expara fue asesinado por su acompañante’

760

Efraín Pardo Tijaro, de 39 años, asesinado a balazos en zona rural del municipio de El Copey.

Autoridades judiciales están en búsqueda de la persona que acompañaba a Efraín Pardo Tijaro, de 39 años, el pasado sábado, cuando fue asesinado en zona rural del municipio de El Copey, norte del Cesar, ya que todos los indicios apuntan hacia él como el autor del crimen.

Así lo manifestó el comandante operativo de la Policía del Cesar, coronel Freddy Delgado Cáceres, respecto al hecho sangriento que dejó por víctima al exparamilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, el cual se registró en la vía a la vereda Miraflores, jurisdicción del corregimiento de Chimila

“Ocurrió a 40 minutos de Chimila adentro. Lo llaman y lo que se conoce es que la persona que lo acompañaba es quien le disparó. Es lo único que sabemos del tema ya que eso sucedió en una zona casi que adherida a la cordillera. No tenemos antecedentes de amenazas que este haya interpuesto ante las autoridades en alguna parte, por lo que no podemos decir que eso hubiera ocurrido”, mencionó el oficial.

Precisamente, allegado al occiso manifestaron que meses atrás había sido víctima de amenazas por temas relacionados la posesión de sus tierras, pero este se negó a abandonar su hogar porque de ahí obtenía el sustento para su familia.

Sobre el hecho, habitantes del sector también mencionaron que, al parecer, este fue ultimado de varios balazos por el hombre con el que caminaba, quien sin mediar palabra sacó un arma de fuego y le disparó en repetidas ocasiones en la cabeza, hasta causarle la muerte.

Pardo Tijaro era oriundo de Tocancipá (Cundinamarca), y supuestamente, había estado solicitado por diferentes delitos durante su estadía en las AUC.

La inspección técnica a su cadáver quedó a cargo de funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, quienes lo trasladaron a la morgue del Instituto de Ciencias Forenses de Medicina Legal de Valledupar, para que ahí le efectuaran la necropsia. Ayer, su cuerpo fue trasladado desde ese lugar hasta Chimila, donde le darán cristiana sepultura.

Cabe mencionar que el mencionado atentado ocurrió el pasado 29 de enero en esa misma población. Aunque para esa fecha no lograron matarlo, las heridas que recibió requirieron de asistencia médica.