Diario del Cesar
Defiende la región

El Cesar cuenta con 78.000 hectáreas de palma africana

1.186

Por:
Ninoska
Reyes
Urdaneta

Con un aporte de 12.600 millones de pesos y con el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología, la Gobernación del Cesar firmó con Fedepalma, un convenio de investigación sobre la variabilidad climática y fitosanitaria de la palma africana para más de cien mil hectáreas disponibles en todo el departamento.

El Cesar es el segundo departamento con mayor área sembrada. De las  100.000 hectáreas de palma africana, 78.000 están en plena producción en  18 de los 25 municipios. En esta actividad se destacan la zona norte representada por Valledupar, San Diego, Codazzi, Becerril y La Jagua de Ibirico; la zona noroccidente con Bosconia y Copey; el centro con Tamalameque y Curumaní; y sur con San Martín y San Alberto.

El convenio denominado ‘Desarrollo de un sistema integrado de manejo agronómico para el cultivo de Palma’ como respuesta a los efectos de la variabilidad climática,  fue firmado por el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle, junto a la secretaria general de Fedepalma, Elzbieta Bochno, además de la representación del secretario de Agricultura Departamental, Carlos Eduardo Campo Cuello.

SE GENERAN 23.000 EMPLEOS

Francisco Ovalle, gobernador del Cesar, manifestó que se le quiso dar este impulso al sector para garantizar la variabilidad climática, las afectaciones fitosanitarias que tiene hoy el cultivo de palma.Con este proyecto, que está enfocado en la innovación, tecnología, mejoramiento de la productividad y rendimiento del cultivo, se están generando 23.000  empleos en el departamento del Cesar y se está garantizando una producción en un alto porcentaje de los 25municipios de este territorio.

Esto está permitiendo hacer el acompañamiento, durante tres años, con recursos del Ministerio de Ciencia y Tecnología; para garantizar el rendimiento que debe tener hoy día el cultivo de palma. “No estamos pasando por un mejor momento por el tema del precio. Pasamos del algodón a la palma africana, se tomó toda esa área agrícola remplazándola por este cultivo que ha venido generando no solo en materia de biocombustible sino agroindustrial, en  cuatro puntos nodales como son:El Copey, con Palmeras de la Costa; Julio Flores en Agustín Codazzi, centro del departamento del Cesar y palmeras de San Alberto.En estos cuatro puntos se desarrollará el proyecto a través de Fedepalma, que es la entidad que tiene todo el conocimiento y la investigación”, explicó.

Agregó el gobernante, que el proyecto beneficiará a 780 palmicultores, quienes verán mejoradas las proyecciones de rentabilidad y productividad en las 78 mil hectáreas que están en pleno cultivo.

CUATRO LÍNEAS DE ACCIÓN

Carlos Eduardo Campo Cuello, secretario de Agricultura Departamental, informó por su parte que el proyecto será manejado bajo cuatro componentes: selección genética, plagas y enfermedades, nutrición y riego; y transferencia de tecnología.

Afirmó que este es un proyecto para el sector de la palma que pesa muchísimo, ya que entre este sector y el cafetero, se está hablando de más de 600.000 millones de pesos dentro de área agropecuaria del departamento del Cesar. Esta iniciativa permitirá trabajar para aminorar los efectos de la variabilidad climática que se está produciendo no solo en el Cesar, sino en el mundo afectando los cultivos de palma.

“Se trabajará, entre otras cosas, en el uso del agua para que realmente la palma pueda protegerse en su avance hacia la productividad dentro del departamento. Se tendrá un componente de selección genética tipo Camerún que pueden llevarnos a variedades muchos más resistentes, no solo al déficit hídrico, sino también al exceso de agua. Lo mismo se trabajará en plagas y enfermedades y todo lo que tiene que ver  con nutrición y riego; y la transferencia de tecnología a los productores”, dijo

Durante los tres años, el convenio tendrá un impacto favorable. Del total del monto invertido 10.000 millones de pesos se asignarán a través del Ministerio y el restante por Fedepalma.

Al ser consultado sobre la crisis en el sector, Campo reiteró que “tenemos muchos años de no estar en los mejores momentos, pero ahora se habla de un renacer, se están desarrollando una serie de iniciativas que permitirán salir a flote. La palma en particular, si bien pasa por un momento complejo por el tema de precios, es un momento coyuntural contar con investigación, innovación y tecnología; lo que permitirá salir adelante. Contamos con instrumentos financieros de momento, como las líneas especiales de créditos y los incentivos a la capitalización rural”, explicó

RESULTADOS PARCIALES EN UN AÑO

Por su parte, Elzbieta Bochno, secretaria general de Fedepalma, indicó que los resultados serán parciales y finales. Durante el primer año de ejecución del proyecto, se arrojará el primer balance pero a largo plazo se verán los resultados para el sector productivo.

“En investigación se tomarán en cuenta los materiales de la palma más adaptados a las condiciones que se esperan con el cambio climático, condiciones de sequía, falta de agua, mejores prácticas agronómicas para el manejo del cultivo, mejores prácticas de plagas y enfermedades que el cambio climático probablemente nos traerá y la transferencia y tecnología al producto”, dijo.

Bochno manifestó que esta iniciativa es un gran impulso para los palmicultores y para el desarrollo de esta producción en el Cesar.