Diario del Cesar
Defiende la región

Comisión Excelencia Militar tuvo 17 reuniones entre el 27 Mayo y el 10 de Julio

342

A su llegada de China, donde cumple una agenda para concertar la entrada de productos colombianos en ese país, el presidente Iván Duque tendrá una reunión con los integrantes de la llamada Comisión de Excelencia Militar que entregó un primer informe sobre los hallazgos a las normas que regulan las operaciones de combate y de la manera en que deben entregarse los resultados a los superiores.

El documento final será entregado en noviembre, de acuerdo con los comisionados Alfonso Gómez Méndez, Mauricio González, Hernando Yepes y Felipe Ortegón Pulido, este último quien fungió como Secretario Técnico, quienes analizaron a la luz del Derecho Internacional Humanitario y de los Derechos Humanos los documentos de política, manuales, protocolos, directivas y circulares, órdenes operacionales y demás documentos que expidieron el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Militares y la Policía.

La Comisión fue creada mediante decreto presidencial el 24 de mayo y la primera reunión de trabajo se concertó para el 27 del mismo mes en la que participaron el ministro de Defensa, Lorenzo Guillermo Botero, y la viceministra Diana Abaúnza, junto con dos asesores identificados como Fernando Lozano y Daniel Cortés. También estuvieron presentes los generales Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares; Ricardo Jiménez, jefe del Estado Mayor Conjunto; Nicacio Martínez, comandante del Ejército; Ramsés Rueda, de la Fuerza Aérea, y Óscar Atehortúa, comandante de la Policía, y el almirante Evelio Ramírez, comandante de la Armada Nacional.

En una segunda reunión (30 de mayo de 2019) se contó con la participación del inspector de las Fuerzas Militares, general Jorge León González, mientras que para el 6 de junio hubo una cuarta sesión de trabajo con el general en retiro Jaime Ruiz, que preside la Asociación Colombiana de Militares Retirados.

El abogado Gustavo Gallón, de la Comisión Colombiana de Juristas; Christoph Harnicsh, José Serralvo y Pascal Pinot, de la delegación en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja, y las señoras Jaqueline Castillo e Idaly Garcerá, integrantes del grupo Madres de Soacha, también sostuvieron reuniones con los comisionados.

De las 17 reuniones que se realizaron llama la atención la celebrada el 3 de julio con el general Mario Montoya, quien firmó su comparecencia ante la Jurisdicción Especial para la Paz, instancia ante la cual se comprometió a hablar todo lo concerniente a las ejecuciones extrajudiciales.

De hecho, traen a colación, en el numeral 3.5 del informe, que “los estándares de respeto por los derechos humanos fueron gravemente transgredidos en los casos de homicidio de civiles presentados como muertos en combate, que se dieron en el pasado por cuenta de algunos miembros de la fuerza pública. Estos crímenes abominables han generado indecible sufrimiento a las víctimas, escándalo y horror a la consciencia colectiva de los colombianos, y causado profundo daño a las instituciones a las que fue confiado el monopolio de la fuerza. El fenómeno que empezó a presentarse en los años ochenta del siglo pasado, creció en las décadas siguientes y registró una caída vertical desde finales del 2008”.

LAS RECOMENDACIONES

El documento cierra con una serie de recomendaciones entre las que se destaca “proceder a la organización de las normas en materia de seguridad y defensa mediante la compilación de la legislación dispersa y la ordenación del sistema de fuentes legales y administrativas”.

Para los comisionados es clave que desde el interior de las Fuerzas Militares se haga un ejercicio de divulgación de los fundamentos de la doctrina castrense para que los colombianos tengan claridad y certeza entre la efectividad y los límites del monopolio estatal de la fuerza, la seguridad jurídica de los militares y policías.

También instan a que se promueva la formación y capacitación de los miembros de la Fuerza Pública para que haya una mejor comprensión de los principios y valores de cada una de las fuerzas. En el documento final entregarás sus apreciaciones sobre cómo hacerlo.

“En desarrollo del principio de ‘obediencia debida’, es altamente recomendable reforzar las garantías y protecciones para el subalterno que asume el deber de negarse al cumplimiento de una orden manifiestamente inconstitucional o ilegal, dentro de la idea de un sano espíritu de cuerpo basado en criterios de lealtad institucional, jerarquía legítima y honor militar”, señala uno de los apartes del documento.

Consultados por Colprensa, varios de los participantes en algunas de las 17 reuniones que se concertaron con los comisionados señalaron que temen que estas recomendaciones “sean un saludo a la bandera”, ya que algunas de sus apreciaciones no las vieron consignadas en esta primera entrega y confían que sean tenidas en cuenta en la versión final.

Otros, más pesimistas, consideran que ninguna de las sugerencias sean acatadas por las Fuerzas Militares y basan su decisión en lo sucedido con el Ministerio de Justicia y la Comisión Asesora de Política Criminal que entregó un concepto negativo sobre la cadena perpetua para quienes cometan delitos contra menores de edad y, pese a ello, presentarán el proyecto ante el Congreso.

BOGOTÁ (Colprensa).