Diario del Cesar
Defiende la región

Ordeñador fue herido de un balazo en la cabeza por un hombre celoso

362

Martin Eusebio Cabarca Machado, de 59 años, resulto herido en el rostro y en el cráneo luego de que un hombre le propinara un disparo con unaescopeta, aparentemente movido por los celos, en hechos ocurridos en la vereda La Democracia, de Chimichagua.

Con heridas de bala en la cabeza fue trasladado hasta el hospital Rosario Pumarejo de López un ordenador de 59 años, que al parecer, fue víctima de un ataque violento producido por un hombre celoso, en hechos ocurridos en zona rural del municipio de Chimichagua, en el centro del Cesar.

Se trata de Martin Eusebio Cabarca Machado, quien resultó con lesiones en el rostro y el cráneo luego de ser impactado por los perdigones de una escopetapor un sujeto con el que había departido horas antes en medio de una fiesta que se realizó en la finca ubicada en la vereda La Democracia, situada en jurisdicción de la población en mención, en la noche del sábado.

Así lo manifestó su hermana Lidia Esther, quien explicó que en la noche del pasado sábado, fue a disfrutar de la fiesta a la que lo invitaron y que se celebraba en una finca, y estando en ese lugar se acercó amistosamente a una mujer presente en la celebración.

“Estaban bailando en una finca y todos estaban borrachos. La pelada bailaba con él a cada rato y después de un rato cada quien cogió para su casa. Cuando mi hermano se va para donde se iba a acostar, llegó el muchacho, le tocó la puerta y le decía ‘Marto, Marto’, para que él saliera y cuando le abrió, le disparó. Cuando lo vio caer al suelo, supuestamente el mismo lo levantó pidiéndole disculpas, diciéndole que no lo quería hacer y se lo llevó para el hospital y le avisó a un hermano que estaba en el pueblo. Dicen que fue por celos”, indicó la fraterna.

Al enterarse de lo ocurrido, su pariente lo llevó tan pronto como pudo hasta el puesto de salud de esa población y desde allí fue remitido al Hospital Inmaculada Concepción, donde recibió las atenciones primarias. Sin embargo, considerando que la lesión requería de un tratamiento más especializado, los galenos del lugar decidieron trasladarlo hasta el centro asistencial inicialmente mencionado, en el que lo sometieron a varios exámenes para descartar lesiones graves, pese a que diagnosticaron que no corría riesgo de muerte.

“Dicen que el muchacho se entregó pero no sabemos. Nosotros estamos a la espera de lo que nos digan los médicos y luego hablaremos con Martín, que nos dirá quién fue el que lo hirió y si interpondrá la denuncia”, acotó la mujer.