Diario del Cesar
Defiende la región

Solo 124 familias han sido caracterizadas para su reubicación

437

Una situación irregular se está presentando con los grupos familiares que deben ser reubicados en la urbanización El Porvenir de Valledupar por parte de la administración pública. Un aproximado del 50% de las familias a reubicar, no se encuentran en las residencias que hace ocho años construyeron en calidad de invasores, y que por sentencia T946 de 2011 deben ser ubicadas en hogares dignos para devolver el predio a su propietario.

El trabajo de inspección lo lleva a cabo el Fondo de Vivienda y de Interés Social, Fonvisocial, en los sectores, Bello Horizonte 2, Los Guasimales, Altos de Pimienta y Brisas de la Popa, donde hasta ahora se ha logrado caracterizar un total de 124 familias de las casi 800 que beneficia la sentencia.

Guido Verdecia, gerente de Fonvisocial, manifestó que la responsabilidad  como entidad es ubicar a las familias, socializarles el beneficio y explicarles todo el proceso que se vienen realizando para la reubicación  en la urbanización que hasta ahora tiene más de un 50% de avance en construcción.

“Son 124 familias identificadas, estamos verificando la información que suministraron inicialmente. Ha sido complejo el trabajo porque hay personas que han salido de la zona, fallecieron o se mudaron del lugar, pero se sigue trabajando para lograr ubicarlas. De no lograrse la meta establecida, se levantará un informe a la Administración Municipal para dar respuesta a la sentencia, la cual es muy clara en indicar los nombres de las personas que para ese momento estaban en los predios”, explicó.

COSTOSO PROYECTO

Recordó el gerente de Fonvisocial que el proyecto El Porvenir, es producto de la referida sentencia de la Corte Constitucional. En un área de 10 hectáreas se construirán hasta 802 soluciones habitacionales agrupadas en manzanas de hasta 272 unidades con lotes bifamiliares.

Hay que destacar que las familias que pueden obtener el beneficio deben estar viviendo en Sabana Uno, en total son 713 familias que hay que trasladar a la urbanización, entre ellas, desplazadas y víctimas.

Refirió que en el 2011 cuando se interpuso la tutela, en la invasión habían 1.335 personas, hoy día se especula que pueden haber unas 4.000, pero eso está en estudio. De allí sale la sentencia que además de reubicar a las personas, el objetivo es devolverle el predio al dueño. Las órdenes estaban dadas y el Municipio pidió el tiempo para recaudar los recursos, para los cuales solo pudo adquirir 10 hectáreas donde hoy día se ejecuta el proyecto que tiene un costo de 24.600 millones de pesos.

En esta obra, el Departamento de la Prosperidad Social aporta $1.300 millones para urbanismo y la Unidad de Víctimas 1.500 millones de pesos en cemento, cabillas y salas sanitarias; mientras que el resto le corresponde a la Municipalidad y al Departamento.

“En algún momento el Estado va a decir ya basta de las invasiones, porque la anarquía y los gastos a la Nación son tremendos. En este caso, ya se tienen ocho años de trabajo y como la invasión se ha ido ampliando, hoy desconocemos con exactitud cuántas personas hay en el lugar y resulta que no estamos encontrando a los beneficiados por la sentencia que dio pie a la urbanización El Porvenir”.

En este sentido, Verdecia resaltó que una vez finalizado el proceso y de no encontrarse los 800 beneficiados, se levantará el informe a la municipalidad para su posterior decisión.