Diario del Cesar
Defiende la región

Subida de presión mandó a Marciano Martínez a la clínica

530

Por
Wiliam
Rosado
Rincones

El corazón que tanto le ha dado motivos para inspirarse a Marciano Martínez en esta oportunidad parece que quiso hacerle una mala jugada, los impulsos diastólicos que lo ‘enchoyaban’ para demostrar querer, ahora se activaron, pero para manifestar que las antiguas ‘válvulas’ del amor están a la espera de una revisión científica lo que le produjo una descompensación a este autor que lo mandaron a observación médica.

‘Sinfo’, como le dicen sus paisanos de La Junta, La Guajira, amanecieron con esta noticia que los mantuvo a la expectativa acerca de la evolución de la salud de Marciano Martínez Acosta, todo un referente de esa provincia, autor de imborrables páginas vallenatas que, no solo manifiestan el fervor sentimental, sino que dieron visión a las extensas sabanas de su población que, con baluartes como él y Diomedes Díaz, se hicieron visible al mundo.

Es Marciano, uno de los soportes en los que se apoyó Diomedes Díaz, quien le grabó varias canciones, las que se convirtieron en elementos infaltables en sus discos, además de ser su gran consejero lo que le costó la animadversión de los que rodeaban al ‘Cacique de La Junta’, porqué Martínez siempre criticó el manejo que le daban.

Marciano Martínez fue internado de urgencias en una de las clínicas de San Juan del Cesar al parecer por malestares cardiacos los que sintió en la madrugada del martes 16 de julio cuando se encontraba en su residencia del corregimiento de La Junta, de donde a pesar de su fama y compromisos musicales nunca ha salido.

Martínez Acosta ha sido rey en muchos festivales del país, entre los que se ganó en 1988 el concurso de la Canción Inédita Vallenata del Festival de la Leyenda Vallenata con la obra ‘Con el alma en la mano’.

Otra de sus facetas es la de actor natural que lo ha llevado por varias partes del mundo como uno de los protagonistas de la película ‘Los viajes del viento’, además en el seriado televisivo sobre la vida de Diomedes Díaz. También hace sus propias producciones musicales y ameniza espectáculos en la nómina de compositores que son apetecidos en grandes mercados de la música vallenata.

Entre sus grandes éxitos se destacan: ‘Ay la Vida’,  ‘Amarte más no pude’, ‘La juntera’, ‘Soy amigo’, ‘Las cosas del amor’, ‘Usted’, ‘Hay amores’, ‘Lo mismo de ayer’, ‘No pierdo la fe’, ‘El sentir de mi pueblo’, ‘Pasajeros de la vida’, ‘Con calma y paciencia’,  ‘Venceremos’, ‘Por jugar al amor’, entre otras.

De acuerdo al periodista y amigo de Marciano Martínez,  Hamilton Daza, quien fue abordado por DIARIO DEL CESAR, ya la clínica descartó cualquier afección mayor por efectos de algún infarto, o que  en principio se rumoró, y ya fue dado de alta. Lo que de acuerdo a los facultativos le produjo el malestar fue una subida de la presión arterial, la que fue controlada y establecido un régimen de control y dietario para evitar que el corazón de Marciano reitere su intención de producir cosas distintas al sentimiento musical.