Diario del Cesar
Defiende la región

´El Eln ha usado el proceso de paz para fortalecerse y cometer delitos´: COMISIONADO DE PAZ

259

Desde el pasado viernes, cuando el presidente Iván Duque reactivó las órdenes de captura sobre los diez negociadores del ELN que permanecen en Cuba y pidió al gobierno de la isla capturarlos y entregarlos a la justicia colombiana, se ha venido dando un amplio debate sobre el camino que tomó el Ejecutivo tras el ataque terrorista perpetrado por este grupo contra la Escuela de Cadetes de la Policía, en el cual murieron 21 personas.

El lunes, tras el reconocimiento por parte del ELN de la autoría de estos hechos y el pronunciamiento del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que condenó el ataque terrorista, el Gobierno nacional agregó nuevos argumentos a su pedido frente a Cuba, cuyo gobierno se ha mantenido en ceñirse a los protocolos suscritos entre el anterior gobierno y el grupo guerrillero.

En medio de este debate, hablamos con el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, quien plantea las razones por las cuales el Gobierno insiste en no reconocer dichos protocolos y por qué la administración de Iván Duque cree que Cuba debe extraditar a Colombia a los negociadores del ELN que se encuentran en La Habana.

– Hoy se conocieron los protocolos a seguir ante el levantamiento de la mesa con el ELN y que el Gobierno de Cuba invocó cuando el presidente de la República, Iván Duque Márquez, le exigió a este país capturar y entregar la delegación de paz de esa guerrilla. ¿Por qué el Gobierno insiste en no reconocerlos?

Ya no se justifica seguir discutiendo alrededor de los protocolos para levantar la mesa, acordados entre el anterior Gobierno y el ELN, porque en el momento en que esta guerrilla reconoció la autoría de este condenable hecho terrorista, las condiciones en las que deben ser llevados a la justicia cambiaron.

¿Por qué cambiaron estas condiciones luego de que el ELN reconociera la autoría del atentado?

Por una razón, y es que en el momento en que ellos aceptan la autoría del atentado, se activan órdenes de captura por hechos nuevos, que no tienen nada que ver con las anteriores.

No me queda claro el por qué esto significa una desvinculación de los protocolos…

Porque los protocolos se referían a las circunstancias judiciales  en las que estaban los negociadores de paz del ELN cuando se firmó el documento. Con las nuevas órdenes de captura, el documento no tiene ninguna aplicabilidad.

Hoy, la razón por la cual estas personas deben ser entregadas a Colombia a través de la Fiscalía y los jueces, es que ellos mismos reconocen la autoría de un acto que la comunidad internacional, encabezada por el máximo órgano político de las Naciones Unidas, que es el Consejo de Seguridad, califica como terrorista.

Pero la delegación de este grupo seguía en La Habana bajo el aval del presidente Duque sin haber un cese al fuego bilateral. ¿No significa esto que los protocolos seguían activos mientras no hubiese levantamiento de la mesa?

Siempre primarán las órdenes y las resoluciones del Consejo de Seguridad sobre cualquier otro tipo de consideración. No hay protocolo que ampare el reconocimiento de haber cometido un acto terrorista. De ser así, el mundo entero quedaría a merced de los grupos terroristas  porque se ampararían en protocolos logísticos.

¿Pero esta consideración no pone en ‘aprietos’ a Cuba, quien tenía a los negociadores del ELN en su territorio bajo un pacto que contempla una salida logística para el levantamiento de la mesa?

Acá estamos frente a una circunstancia jurídica y es que el propio Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está calificando este acto como terrorista y al hacerlo les pide a todos sus miembros, incluido Cuba, que colabore con Colombia en llevar a los responsables a la justicia.

Además, Cuba en ningún momento ha negado que vaya a entregar a estas personas, y la razón es porque reconocen que esta guerrilla ha cometido un acto de terrorismo. Ese país debe entregar estos terroristas no porque se haya levantado la mesa, sino porque el propio ELN ha reconocido que cometió un acto de terrorismo y eso implica inmediata extradición.

Pero leyendo lo publicado por el Gobierno Cubano en relación a los protocolos pareciera que  Colombia no habló con este país lo relacionado con este tema

Colombia reconoce y respeta la voluntad que siempre ha tenido el Gobierno de Cuba y en ese sentido valora la relación bilateral con ese Estado y por lo tanto ha estado permanentemente en comunicación.

Pero hay un aspecto novedoso que quiero resaltar, porque la solicitud inicial del Gobierno de Cuba de ajustarse a los protocolos se hizo sin que Cuba conociera que quienes están en su territorio fueron los que cometieron este acto terrorista.

Ahora el ELN está aceptando que a través de sus directivas, de la cual hace parte Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador, organizó este delito cuando estaban en este territorio.

Usted dijo que Colombia activaría los canales necesarios para solicitar la extradición de los negociadores del ELN que permanece en La Habana. ¿Cree que Cuba acatará este pedido?

Colombia confía en que Cuba cumpla con sus obligaciones de cooperación  en materia judicial. El siguiente paso, una vez sean expedidas las nuevas órdenes de captura por parte de la Fiscalía contra los miembros del ELN que ya reconocieron la autoría de este acto terrorista, es proceder a activar los canales judiciales. Uno de ellos es el tratado de extradición vigente firmado por Colombia y Cuba.

En este punto me surge una duda, pero frente a Venezuela, porque si bien el Gobierno dice que va a desconocer los protocolos por las razones que ya explicó, en este documento se contempla la posibilidad de que el retorno de los jefes del equipo negociador se haga en este país. ¿Es viable esta posibilidad?

La posición de Colombia fue fijada con claridad hace ya varias semanas por el propio presidente Iván Duque, quien rechazó que Venezuela siguiese siendo país garante en esos diálogos que se habían iniciado con el Gobierno anterior.

Si el ELN llega a ser trasladado a territorio venezolano, esa sería una razón para que el Gobierno de Colombia recurriera a las Naciones Unidas y pidiera la aplicación de  la resolución 1373 del año 2001, en la cual está prohibido que cualquier país miembro de esta organización ampare o dé refugio a personas que pertenecen a un grupo que ha acometido actos de terrorismo.

Antes de que se levantara la mesa con el ELN, Colombia le había solicitado a Venezuela que respondiera por la presencia en su territorio de miembros de esta guerrilla que tenían circular roja de la Interpol, como Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias ‘Pablito’. ¿La respuesta del Gobierno venezolano ha sido satisfactoria?

El Gobierno de Venezuela no ha respondido esa solicitud, por lo cual existe una gran preocupación y la necesidad de que ese país responda concretamente a la pregunta.

Comisionado, un día antes de que el ELN cometiera este acto terrorista, el Gobierno le había dado el plazo de un mes para detener las acciones terroristas o podría salir de la categoría de guerrilla con fines políticos y empezar a ser tratado como banda criminal. El Consejo Nacional de Seguridad se reunió para evaluar la situación. ¿Qué decisión se tomó?

En esta reunión del Consejo Nacional de Seguridad, que se realizó luego del atentado, no se tomó esa decisión. Se convocará en unas semanas y ahí se hará la evaluación sobre si ese grupo armado organizado puede ser contraparte o no  en unas negociaciones.

¿Es decir que hasta el momento el ELN sigue con la puerta abierta a una negociación con el Gobierno?

Sí, pero también las condiciones que ha establecido el señor presidente de que entreguen todos los secuestrados y cesen tanto el secuestro como cualquier otra actividad criminal. Esta solicitud sigue vigente e incluso fue apoyada hoy por la Unión Europea y por toda la comunidad internacional. No hay una sola institución  de derechos humanos y de Derecho Internacional que no considere que este fue un acto de terrorismo.

Algunas  víctimas del conflicto han pedido que no se levante la mesa. ¿cuál es la respuesta del Gobierno a este clamor?

Que desafortunadamente el ELN ha usado el proceso de paz para fortalecerse y cometer delitos como homicidio y secuestro. No hay nada que demuestre que el ELN en periodo de negociación de paz haya cesado en sus violaciones a los derechos humanos y eso lo tiene que tener claro Colombia.

 

Colombia insistirá en solicitar la extradición

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, volvió a hacer un llamado al Gobierno cubano para que haga efectivas las órdenes de captura internacional contra los miembros de la delegación del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que permanecen en la isla desde que el mandatario tomó la decisión de levantar la mesa de negociación tras confirmarse la responsabilidad de este grupo en la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander.

“Nosotros no vamos a propiciar que se deje de hacer justicia y que se tengan visos de impunidad, por eso hacemos un llamado respetuoso al Gobierno cubano para que proceda con las órdenes de extradición y procedan a entregar a las autoridades colombianas los responsables de esa organización para que puedan pagar las penas que se merecen por ese execrable hecho”, dijo el presidente.

Duque aseguró que al país le duele la masacre que cometió este grupo armado y en la que murieron 21 personas y 68 más resultaron heridas. Agregó que también duele que el ELN se reivindique este acto con “desparpajo” y “burlándose de la vida de los colombianos indefensos” que fueron víctimas del hecho.

De acuerdo con el presidente, el terrorismo debe ser derrotado en todo el mundo porque busca sembrar zozobra, aniquilar las libertades y generar en  la población un sentimiento de desesperanza. Justificó la decisión del Gobierno colombiano en la defensa de los derechos humanos.

“Vamos a llevar a la justicia a todos estos grupos terroristas qué son, además, responsables de asesinatos de líderes sociales, secuestros, ataques a la infraestructura”, añadió el presidente.

Así mismo, Duque agradeció la solidaridad de la comunidad internacional, en especial al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidos, que rechazó el acto de terrorismo a través de un comunicado.

Por KENDRY SERRANO