Diario del Cesar
Defiende la región

Cadete vallenato herido en atentado continúa en UCI

232

El vallenato Andrés David Fuentes Yepes, uno de los cadetes que resultó herido en el atentado perpetrado el pasado jueves en la Escuela General Santander de la Policía Nacional, donde perdieron la 21 vida personas y 68 resultaron lesionadas, avanza en su recuperación paulatinamente  y permanece estable, a pesar de su delicada condición física.

El uniformado de 24 años, quien adelanta cuarto semestre en Administración Policial en la escuela de formación de oficiales, permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Central de la Policía en Bogotá.

Según informó un familiar del joven de 24 años, quien sufrió graves quemaduras tras la explosión del carro bomba, fue sometido a un procedimiento quirúrgico y posiblemente podría perder la visión por las afectaciones que sufrió en el rostro y en sus extremidades inferiores.

Los padres de Fuentes Yepes quienes residen en la manzana 3 casa 11 del barrio Villa Haidith, al sur de esta capital, se encuentran al lado de su hijo quien desde hace dos años está radicado en Bogotá, cuando  inició su formación como oficial de la Policía Nacional. Sus familiares realizan oraciones implorándoles al Altísimo su pronta recuperación.

ASÍ OCURRIÓ EL ACTO TERRORISTA

Los hechos ocurrieron hacia las 9:30 de la mañana de este jueves cuando, según las autoridades, el sujeto identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez ingresó abruptamente a las instalaciones ubicadas en el sur de Bogotá a bordo de una camioneta cargada con 80 kilogramos de pentolita.

Versiones extraoficiales indican que, al parecer, cuando los explosivos dentro de la camioneta fueron descubiertos por un perro especializado, el conductor arrancó y el vehículo explotó después de estrellarse.

Entre las personas fallecidas hay algunos estudiantes de la escuela que estaban en la entrada de la edificación, y también los agentes que perseguían al agresor. El conductor del carro bomba está entre los muertos, según fuentes de la Policía; las autoridades investigan si los artefactos fueron activados a través de un teléfono celular a distancia, o si se utilizó un temporizador.

Posteriormente se conoció que las primeras pesquisas de los investigadores relacionan a Rojas Rodríguez con la guerrilla del ELN, que su alias es ‘Mocho Kico’ y que llevaba 17 años en las filas de ese grupo armado como explosivista.