Diario del Cesar
Defiende la región

Educadores se mantienen en paro

34

El primer día de paro del magisterio en Colombia se caracterizó por marchas y movilizaciones que provocaron trastornos en las principales ciudades del país.

El paro convocado por Fecode como medida de presión en contra del proyecto de ley estatutaria de la educación, tiene el carácter de indefinido

Fecode ha planteado actividades para cuatro días de este mes, 12, 13, 14 y 17 de junio; de manera que este miércoles dio inicio a movilizaciones en las principales ciudades del país.

Bogotá, Cúcuta, Casanare, Boyacá, Cundinamarca, Quindío, Atlántico, Bolívar, Magdalena y Caldas son algunos de los departamentos en donde los maestros y maestras del país han salido a las calles en contra de un proyecto de ley que han denominado “regresivo”.

El presidente de Fecode, Domingo Ayala, señaló que las causas de la manifestación se anidan en la intención de privatizar la educación, la eliminación del preescolar de tres grados y la evaluación de docentes, entre otras.

“Que vea el presidente Petro, que vean los senadores y la Ministra de Educación, esta es la marea incontenible que exige hundir el perverso proyecto de ley estatutaria “, manifestó Fecode, en su perfil oficial en la red social X.

Fecode ha manifestado en distintas ocasiones la necesidad de entablar un diálogo con el fin de ponerle fin a la inconformidad de los maestros, un llamado al que se ha acogido la ministra de Educación, Aurora Vergara.

“Es una reforma de ley estatutaria que no obedece a los intereses del magisterio colombiano”, asegura Victoria Avendaño, representante de los profesores de Fecode.

Además, los profesores del magisterio aseguran que el proyecto de ley dirigido por la ministra Aurora Vergara fue modificado sin conciliación o consulta de Fecode.

Este paro, que dejará sin clase a cerca de cinco millones de estudiantes de colegios públicos ha tenido diferentes reacciones, desde la oposición del gobierno cuestionan la temporalidad escogida para realizar el paro.

Uno de los objetivos de la ley estatutaria mencionada es que la educación, incluyendo la superior, sea establecida como un derecho fundamental en todos sus niveles. Asimismo, se buscaría que población vulnerable, como la carcelaria, sea cobijada por esta ley.

Si bien Fecode respaldó la iniciativa en sus comienzos, ahora asegura que con los cambios introducidos al proyecto pueden poner en riesgo la educación pública.

La profesora Avendaño asegura que Fecode protesta porque desde la federación hay preocupación de que con el proyecto de ley se afecte la financiación de la educación pública del país.

Asimismo, la profesora asegura que el paro “va hasta la próxima semana y hasta cuando sea necesario”, por ello las actividades están programadas hasta el 20 de junio e incluso más adelante.

 

Avendaño asegura que este paro también se usará para reclamar y buscar respuesta por las reiteradas dificultades y deficiencias en implementación del nuevo sistema de salud del magisterio.

“Estamos viviendo en este momento con un problema supremamente crítico y que el Gobierno Nacional debe resolver porque tiene que ver, como se ha dicho en ocasiones anteriores, es con la vida de los más de 800.000 afiliados que tiene el Fomag de los cuales más de 300.000 tiene enfermedades crónicas y catastróficas, y el Gobierno Nacional en cabeza de su presidente, que es el jefe de Estado, debe resolverlo de manera inmediata”, asegura Avendaño.

Respecto a las preocupaciones de Fecode sobre el método de evaluación de lo maestros propuesto en el proyecto de ley en el que el desempeño de los estudiantes también influenciaría en la calificación del maestro, el Gobierno asegura que es una inquietud que nace de las inequidades de oportunidad en la que los niños estudian.

“Los resultados en las pruebas no van a ser iguales los de estos niños de las zonas más empobrecidas a los niños que tienen los privilegios y unas condiciones y garantías que son las ideales para todos. Ellos [Fecode] dicen que no es justo que midan mi desempeño dependiendo de otros factores que son puntuales y que no tienen que ver directamente con la forma como ellos aprendieron”, aseguró el viceministro de Educación.

LAS OBSERVACIONES

“Cuando nosotros iniciamos este proceso de ley estatutaria teníamos una apuesta y era de garantizar la educación como derecho fundamental y eso se manifiesta en la posibilidad de que los niños, niñas, jóvenes, adultos y todas las comunidades puedan acceder a una educación en los diferentes niveles con condiciones dignas”, asegura Marta Alfonso Bernal, integrante del comité ejecutivo de Fecode.

Sin embargo, asegura, lo que está haciendo la reforma es desdibujar al Estado como único garante del derecho fundamental a la educación y proponer un modelo mixto en donde los entidades privadas también pueden garantizar el derecho, algo que, desde la perspectiva de los maestros, es contrario a la Constitución Política.

También se oponen los maestros a que se les hagan más evaluaciones a las que ya hoy existen.

“Somos 210.000 maestros que entramos después del 2001 y que estamos bajo un sistema de evaluación que incluye una de ingreso, de permanencia o desempeño y de ascensos. Es más, hoy tenemos 50.000 maestros en período de prueba que han pasado por un proceso de selección y que no adquirirán derechos de carrera hasta que no lo superen”, declaró.

De acuerdo a lo decidido por Fecode, se realizarán cuatro jornadas de paro: la inicial, este miércoles 12 de junio, que incluye movilizaciones en varias capitales del país. En Bogotá, la marcha comenzará a las 9 a.m. en el Centro Administrativo Distrital y se dirigirá a la Plaza de Bolívar.

El jueves 13, los maestros realizarán asambleas informativas, el viernes 14 habrá una jornada de actividades y el lunes 17 lo que ellos han denominado la ‘Gran toma de Bogotá’.

El paro afectará en especial a los estudiantes de colegios oficiales que, de extenderse, podrían ver comprometido el final del primer semestre del año, pues, para el calendario A, ya está próximo el inicio de las vacaciones de mitad de año.

Para el Gobierno, buscar un pronto acuerdo con los maestros es esencial, no solo porque Fecode ha sido uno de los principales pilares del movimiento que llevó a Petro a la presidencia, sino porque la de educación es tal vez la única reforma social presentada por el Gobierno que podría terminar la legislatura que concluye este 20 de julio, con un balance positivo.

Puntos que generaron el descontento en Fecode:

Creación de bonos escolares: Fecode denuncia que esta medida permite la privatización y mercantilización de la educación bajo el pretexto de mejorar la calidad.

Niega el carácter obligatorio de la educación en la primera infancia: el sindicato informó que los grados de transición, jardín y pre-jardín no serían considerados obligatorios por la ley, lo cual es un retroceso para el desarrollo de los más pequeños en el país, procesos clave para los siguientes años de estudio.

Reducción de la educación a un servicio público: según el sindicato, esta clasificación tiene el trasfondo de “quebrar el espinazo de Fecode”, señalando y estigmatizando al magisterio y socavando el derecho a la movilización pacífica que está protegido constitucionalmente.

Creación de nuevos aparatos burocráticos: la propuesta de establecer una Superintendencia de Educación es vista por Fecode como innecesaria, dado que el Ministerio de Educación Nacional ya posee facultades para inspección, vigilancia y control.

Creador de contenido puso a prueba “el almuerzo más barato de Colombia”: se llevó una sorpresa

Racionamiento de agua en Bogotá el jueves 13 de junio: estos son los barrios de la zona 1 que estarán sin servicio