Diario del Cesar
Defiende la región

Así será el homenaje en la plaza Alfonso López

50

La ciudad de Valledupar todavía no se repone de la triste e inesperada noticia con la que culminó el martes 21 de mayo. Omar Antonio Geles Suárez, ‘El Diablito’, falleció a raíz de un síncope, una disminución transitoria del flujo sanguíneo hacia el cerebro.

Para la Administración Municipal es un deber exaltar la labor y las virtudes de las personas que durante su vida se hayan distinguido por actividades sobresalientes que busquen el bienestar y desarrollo del municipio de Valledupar.

En consideración a lo anterior, y por medio del Decreto 000699, la Alcaldía de Valledupar determina exaltar la memoria de Omar Antonio Geles Suárez, destacado Acordeonero, Compositor, Arreglista y Cantante de la música vallenata, quien durante más de 40 años de carrera musical le aportó a la grandeza del folclor vallenato, convirtiéndose en un referente musical para las nuevas generaciones de la música interpretada con caja, guacharaca y acordeón.

Además de compartir escena musical con reconocidos vocalistas como Miguel Morales, Jesús Manuel Estrada, Alexander Manga, y otros más, Omar Geles grabó más de 30 trabajos discográficos con diversos contenidos que han resaltado la grandeza de la cultura vallenata, sus bondades y costumbres plasmadas en versos y poesías.

Para el gobierno que lidera Ernesto Orozco Durán, Omar Geles se constituyó en ejemplo de inspiración permanente por sus más de 800 canciones grabadas por agrupaciones de la región, el País y el mundo entero; y dejó un legado de más de 100 obras inéditas para la posteridad.

A través del Decreto N° 00057, del 21 de mayo de 2024, la Administración Municipal decretó lamentar el fallecimiento del Juglar Vallenato Omar Antonio Geles Suárez, quien dejó un legado musical como ejemplo para las presentes y futuras generaciones, que encuentran en el arte musical la más bella manifestación del espíritu, y rendirle un homenaje póstumo a su memoria, que hoy se declara símbolo de paz y alegría por sus dones legados al Folclor Vallenato, donde se dedicó a componer, cantar y tocar el acordeón.

De igual manera, se ordena izar la bandera del municipio de Valledupar a media asta, durante tres días en señal de duelo; expresar a su esposa, hijos, nietos, familiares y amigos las más sentidas condolencias, y entregar una copia del Decreto en las honras fúnebres.

LA DESPEDIDA

Hasta las 4:00 de la tarde de ayer, los restos permanecieron en cámara ardiente en la Biblioteca Departamental, de donde fueron trasladados a la tarima Francisco El Hombre de la emblemática Plaza Alfonso López de Valledupar, donde recibió un homenaje musical por parte de sus colegas.

A las 8:00 de la mañana se realizarán los actos protocolarios por parte de la Alcaldía de Valledupar y la Gobernación del Cesar; a las 9:30 de la mañana será la ceremonia religiosa y a las 11:00 parte la caravana fúnebre hasta Jardines Ecce Homo para su cristiana sepultura.