Diario del Cesar
Defiende la región

“Los tenemos vigilados”: amenazaron a funcionarios de la cárcel de mujeres El Buen Pastor

14

Como en el caso del director de La Modelo de Bogotá, coronel (r) Elmer Fernández, quien fue amenazado y asesinado mientras se trasladaba en un vehículo sin blindaje y sin esquema de seguridad; los guías caninos de la cárcel de mujeres El Buen Pastor de Bogotá, también recibieron una contundente amenaza.

A la prisión llegó una caja que adentro tenía pétalos de rosas, cinco calaveras metálicas y un panfleto sin firma que decía lo siguiente: “Señores guías caninos, sigan operando que para ustedes también hay. Los tenemos vigilados y también tenemos poder”.

La intimidación le llegó al dragoneante de la Policía Judicial, Juan José Bautista, quien recibió esta caja de dos hombres. Bautista reportó el caso a la Fiscalía General de la Nación y al Grupo de Seguridad de Funcionarios para que pongan en protección su vida y la de los demás involucrados.

Esta amenaza es similar a la que recibió el coronel (r) Elmer Fernández, de 57 años, el pasado 9 de mayo, quien fue intimidado con varios panfletos y uno de ellos decía: “De parte de ‘Pedro Pluma’, del patio 4. Para el director, que si vuelve a meter requisa para el patio le mato la familia (sic)”.

Panfleto con el que amenazaron al director de La Modelo de Bogotá. FOTO: Cortesía

Pedro Nel Caro Triana, alias “Pedro Pluma”, es el principal sospechoso de la muerte del director de La Modelo, siendo uno de los jefes de la banda “La Inmaculada”, que controla los poderes y rentas criminales dentro de la cárcel.

“Pedro Pluma” está condenado por varios delitos como homicidio, hurto, fuga de presos, fabricación y tráfico de armas de fuego, entre otros. Esto, sin contar que lleva 16 entradas a la cárcel y actualmente purga una pena de cinco años y seis meses.

El ministro de Justicia, Néstor Osuna, anunció que tomará medidas sobre los llamados de emergencia de los funcionarios tal como sucedió con el director de La Modelo, quien se acercó al Inpec para solicitar ayuda y protección, pero su requerimiento no fue trasladado oportunamente a la entidad correspondiente, que en este caso era la Unidad Nacional de Protección (UNP).