Diario del Cesar
Defiende la región

´Asumo este riesgo de muerte con mucha valentía y gallardía´

25

Ayer al salir del bunker de la Fiscalía General a donde acudió Olmedo López, exdirector de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y Desastres, declaró que ´la historia me dará la razón, en la medida en que he decidido romper mi silencio, aun cuando mis anteriores amigos hoy me satanizan y se burlan de mí. Este es un momento trascendental para la historia de mi amada Colombia”, afirmó López./ Colprensa

Durante algo  más de dos horas y media estuvo contándole a la Fiscalía cómo fue el robo en la la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y Desastres y quienes participaron.

Cerca de dos horas y media duró la diligencia judicial en la que Olmedo López declaró en la Fiscalía en Bogotá, en medio del escándalo de corrupción por la compra de 80 carrotanques para La Guajira.

El exdirector de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y Desastres  arribó a la sede central de la Fiscalía en compañía de su abogado pasada la 1:30 de la tarde. Cerca de las 2:00 inició la declaración jurada y terminó hace poco ante un fiscal de la Dirección Anticorrupción.

Antes de su ingreso al lugar se conoció un nuevo audio suyo en el que afirmó que está siendo víctima de burlas por parte de sus excompañeros, por cuanto los delató o así lo hará.

“La historia me dará la razón, en la medida en que he decidido romper mi silencio, aun cuando mis anteriores amigos hoy me satanizan y se burlan de mí, haciendo uso del micrófono a través de sus amigos, dejando ver que esto que estoy haciendo es una especie de espectáculo, cuando en realidad estoy asumiendo un riesgo de muerte con muchísima valentía y gallardía. Un momento trascendental para la historia de mi amada Colombia”, afirmó López.

El exdirector de la Ungrd está vinculado a una investigación tanto en la Fiscalía como en la Procuraduría y la Contraloría por la presunta compra irregular de carrotanques para surtir de agua a comunidades de La Guajira.

Posteriormente, se conoció que de su despacho habrían salido supuestamente dineros públicos para pagar presuntas coimas a miembros del Congreso para apoyar las reformas del Gobierno.

Sneyder Pinilla, exdirectivo de la UNGRD y quien al igual que López han pedido un principio de oportunidad a la Fiscalía, señaló a Sandra Ortiz, consejera presidencial para las regiones, como la “mensajera” del Gobierno en el supuesto entramado de corrupción.

De acuerdo con la versión de Pinilla, la exconsejera era la presunta encargada de entregarle $3.000 millones al presidente del Senado, Iván Name, y $1.000 millones, al presidente de la Cámara de Representantes, Andrés Calle, para influir en la aprobación de las reformas del Gobierno en el Congreso.

LE DIERON PROTECCIÓN

La Dirección de Protección y Asistencia de la Fiscalía, le otorgó un esquema de seguridad especial al exdirector de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres Olmedo López, como parte de las garantías para que cuente la verdad y suministre la información y las evidencias que posee en relación con el escándalo de corrupción en esa entidad.

A Olmedo López se le hizo entrega de una camioneta, un chaleco antibalas, un celular y se le puso a su disposición un equipo especializado en protección integrado por tres hombres que se encargarán de su seguridad.

En desarrollo de la declaración en la que responde Olmedo López se construye  la matriz de colaboración ante la fiscal 79 especializada contra la de corrupción  Andrea Muñoz y  la fiscal novena delegada ante la Corte Suprema de Justicia María Cristina Patiño quienes coordinan las diferentes líneas de investigación que se adelantan en torno a este escándalo.

DEBE DELATAR A COMPINCHES

Olmedo López deberá entregar información sobre quienes estuvieron detrás de las órdenes para ejecutar estos actos de corrupción en materia de contratación en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo.

Además, deberá responder a los señalamientos realizados por Sneyder Pinilla, exsubdirector de Gestión del Riesgo, quien aseguró que supuestamente Olmedo López le dio la orden de entregarle 4.000 millones de pesos al presidente del Senado, Iván Name y al presidente de la Cámara, Andrés Calle, con el fin de influir en el trámite de las reformas del Gobierno del presidente Petro en el Congreso de la República.