Diario del Cesar
Defiende la región

´Todos debemos ahorrar agua y energía´

20

La ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, le pidió hoy a los colombianos ahorrar agua y energía, dados los estragos causados por el fenómeno de El Niño, al tiempo que anunció una serie de medidas para restringir el abastecimiento del líquido.

En consecuencia, su despacho ordenó reducir el uso del agua, sin entrar en un racionamiento generalizado, y pidió que se establezcan “procedimientos” y “medidas” frente a los usuarios que “sobrepasen el consumo máximo autorizado”.

Mediante circular dirigida a las corporaciones autónomas regionales del país, también exigió que se restrinja toda actividad que pueda contaminar las fuentes de agua, así como la prohibición para la construcción de diques o represamientos sobre ríos y quebradas, que busquen sacar provecho individual del recurso hídrico.

Urgió por “acciones de control y seguimiento” para el uso eficiente y ahorrativo del agua, en particular con aquellos usuarios que hacen uso desproporcionado del liquido, y ordenó limitar o evitar usar el agua de los acueductos para regar prados, jardines, lavar autos y otras actividades.

“Estamos bajo alerta”, sentenció Muhamad al resaltar el estado en el que se encuentran los embalses del país, que ya obligaron a Bogotá a entrar en racionamiento de agua y hoy empujaron al ministro de Minas y Energía, Andrés Camacho, a ordenar que las termoelétricas trabajen a su máxima capacidad.

La jefa del cartera de Ambiente recordó que marzo fue un mes “muy seco”, diferente a lo tradicional, razón por la que no llegaron las lluvias, pese a que los pronósticos del Ideam estimaban que el fenómeno de El Niño acabaría a finales de ese mes.

Confió en que en las próximas semanas lleguen las lluvias, “pero debemos seguir haciendo el monitoreo semanal de las condiciones actuales y cuando haya límites claros, se evaluará la posibilidad de levantar las restricciones”.

“Debemos aprender de las experiencias, hacer cambios en nuestros hábitos y la forma en la que nos abastecemos de agua”, reclamó la Ministra.

Confió en que en las próximas semanas lleguen las lluvias, “pero debemos seguir haciendo el monitoreo semanal de las condiciones actuales y cuando haya límites claros, se evaluará la posibilidad de levantar las restricciones”.

“Debemos aprender de las experiencias, hacer cambios en nuestros hábitos y la forma en la que nos abastecemos de agua”, reclamó la Ministra.

LO QUE DICE EL IDEAM

Luego de varios meses haciendo frente a los constantes desafíos e inclementes aumentos de temperatura que ha traído consigo el fenómeno de El Niño para el país, la directora del Ideam, Ghisliane Echeverry, pronosticó un significativo cambio en el panorama climático de Colombia: el inicio de las lluvias.

De hecho, de acuerdo con lo que dio a conocer la funcionaria, se espera un notable incremento en las lluvias en los próximos días, con proyecciones que sugieren que junio podría marcar el inicio de la temporada de ciclones tropicales, concentrando las precipitaciones especialmente en el Caribe y la región andina.

Este cambio, según expertos, no es únicamente atribuible al fenómeno de El Niño, sino que también se vincula con otras variables, como la persistencia de océanos cálidos que influyen en los patrones climáticos.

La ministra de Ambiente, Susana Muhamad, ha señalado que el desabastecimiento de agua afecta a una amplia porción del territorio nacional, con 24 departamentos y 273 municipios enfrentando esta problemática, lo que representa un 25 % del país.

Se estima que, con la llegada de las lluvias en los próximos días, los niveles de los embalses podrían aumentar hasta un 20 % durante el mes de abril.

No obstante, las autoridades advierten que la alerta se mantendrá a lo largo del 2024, dado que los déficits hídricos no son exclusivos de este año, sino que han sido una tendencia en los últimos tres años, culminando en la presente situación de alerta.

A pesar de las expectativas de una posible recuperación de los embalses con la llegada del fenómeno de La Niña, los expertos advierten que se necesita un análisis más detallado. El fenómeno de El Niño está perdiendo fuerza, y las lluvias esperadas para marzo estuvieron por debajo del promedio, lo que sugiere que no han influido significativamente en esta sequía prolongada./Colprensa