Diario del Cesar
Defiende la región

Gobierno de Milei denuncio cortes de energía en la residencia argentina en Caracas

11

Argentina denunció este martes la interrupción del suministro eléctrico en la residencia oficial de la embajada de Buenos Aires en Caracas tras haber acogido a algunos líderes políticos de la oposición venezolana y advirtió al gobierno de Nicolás Maduro que no pasará por alto las acciones que pongan en peligro la integridad de su personal diplomático en Venezuela.

En un comunicado publicado por la oficina del presidente Javier Milei, Argentina aseguró que el lunes acogió a “líderes políticos de la oposición en la residencia oficial “con el respaldo de la inviolabilidad consagrada en el artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

Esa información había circulado más temprano en medios de comunicación y agencias de noticias internacionales como Efe, que aseguraron que seis opositores se encontraban refugiados en la Embajada de Argentina en Caracas, a donde comenzaron a llegar desde la semana pasada.

Se conoció que entre los opositores estarían Pedro Urruchurtu, Magallí Meda, Humberto Villalobos, Claudia Macero y Omar González. El nombre del sexto opositor no se ha conocido hasta el momento. Según las informaciones difundidas, los opositores ingresaron a la embajada por separado.

Una fuente le indicó a este diario que los opositores intentaron refugiarse en algunas embajadas europeas, pero estas se negaron a recibirlos.

Según el comunicado del gobierno argentino, tras acoger a los opositores, la embajada en Caracas fue víctima de la interrupción del servicio de energía. Una práctica que, en el pasado, también ocurrió con otras sedes diplomáticas como la de Francia, que denunció en 2020 hostilidades que incluyeron el corte del gas y la electricidad en su residencia en la capital venezolana.

El Ejecutivo de Milei advirtió al presidente Nicolás Maduro que se abstenga de realizar “cualquier acción deliberada que ponga en peligro la seguridad del personal diplomático argentino y de los ciudadanos venezolanos bajo protección”.

Además, recordó que el Estado venezolano debe trabajar por salvaguardar las instalaciones de las distintas misiones diplomáticas en el país “y preservar la tranquilidad y dignidad de la misma”.

El gobierno argentino también aprovechó el comunicado para expresar su preocupación por el deterioro de la situación institucional en Venezuela y los actos de hostigamiento y persecución contra distintas figuras políticas.