Diario del Cesar
Defiende la región

Petro advierte de rompimiento con Israel sino no acoge resolución de la ONU

10

El presidente, Gustavo Petro, advirtió este martes que el país rompería relaciones diplomáticas con Israel en caso de que no cumpla con la resolución de Naciones Unidas, que le ordenó detener las acciones militares en Gaza.

«Si Israel no cumple la resolución de Naciones Unidas de Cese al Fuego rompemos relaciones diplomáticas con Israel», afirmó hoy Petro en su red social de X.

El anuncio del mandatario está en consonancia con lo manifestado en la víspera en esa misma red social donde destacó la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que mediante una resolución ordenó el alto a fuego inmediato en Gaza, durante el Ramadán, un mes de ayuno y oración para los musulmanes.

«Por fin sale del Consejo de Naciones Unidas una resolución de alto al fuego en Gaza por unanimidad. Invito a las naciones del mundo a que si Israel rompe este cese al fuego se rompan relaciones diplomáticas con ese país», reclamó Petro.

También el lunes la Cancillería exaltó la decisión asumida por Naciones Unidas, al sostener que la política exterior de Colombia apuntaba a la paz y en la que insistía en su llamado de «cese al fuego inmediato» con respaldo de la comunidad internacional.

El anuncio de hoy del mandatario fue un peldaño más en la compleja escalada diplomática entre ambas naciones, que se inició con la arremetida contra Gaza, luego de los ataques del grupo extremista Hamás en octubre del año pasado que dejaron 1200 muertos.

Pocos días después del ataque, Petro criticó la arremetida israelí al comparar la situación en Gaza con lo ocurrido en la Segunda Guerra Mundial en el campo de concentración de Auschwitz, luego avisó que su país estaría dispuesto a romper relaciones con Israel, que también atizó el fuego, a través de su embajador en Bogotá.

Pese a que Petro ha manifestado su intención de buscar la liberación del colombo-israelí en poder de Hamás, también ha respaldado el pedido de juzgamiento por genocidio a Israel interpuesto por Sudáfrica ante el Tribunal Internacional de Justicia de la ONU.