Diario del Cesar
Defiende la región

Otro golpe al bolsillo de los vallenatos, aumentan tarifas de aseo

Comunidad pide intervención de los gobernantes

24

En la Asamblea de las empresas Aseo del Norte y Aseo Upar, acordaron aumentar las tarifas del servicio de aseo en la capital del Cesar, población que en la actualidad tienen bastante golpeado el bolsillo por los excesivos cobros de la energía eléctrica, cuyo problema ha sido elevado hasta la Superservicios por considerarlo un abuso.

La información del nuevo aumento fue revelada por la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar, el único de los cinco socios, que se opuso a la aprobación de un incremento en las tarifas por la prestación del servicio de aseo, a través de la negativa del voto por parte del agente especial, Pablo Jaramillo.

Las Empresas Aseo del Norte, que tiene la operación de la recolección y transportes de los residuos sólidos en Valledupar, y Aseo Upar que opera la disposición final en el relleno sanitario, están conformadas por cinco socios: Interaseo, Aseo Técnico S.A. E.S.P., Termotécnica Coindustria S.A.S., Aseo Upar E.S.P., y Emdupar, la cual cuenta con el 10 por ciento de las acciones.

Cada seis meses estas empresas vienen aumentando las tarifas sin la debida justificación, según dijo el agente especial de Emdupar, ya que no hay un informe que justifique las razones del aumento y tampoco cuenta con el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos Regional.

Este anuncio del aumento en las tarifas ha generado preocupación e incertidumbre entre la comunidad, que considera que el servicio de aseo ha venido desmejorando en frecuencia, incluso hay sectores donde la basura es recogida solo una vez a la semana, dijo Enilda Brochel, habitante de la unidad residencial OGB.

Entre tanto, la comunidad vallenata espera claridad en este tema, ya que sería fatal para la economía familiar tomando en cuenta los altos costos de la canasta alimenticia y de los otros servicios públicos.

Alfredo Gil, habitantes del barrio San Martín, manifestó su preocupación y aseguró que ahora se trabajará para pagar servicios de agua y energía eléctrica. “Nos están asfixiando económicamente y la Superservicios nos ha dado la espalda en este problema”.

Por ello, piden la intervención de los congresistas y gobernantes locales para que salgan a defender los derechos del pueblo y se evite un estallido social, que es lo que conllevaría esta apretada situación