Diario del Cesar
Defiende la región

Desplazados más de 300 indígenas Wiwa de San Juan del Cesar

Por enfrentamientos de grupos armados

51

Del sector de la cuenca del rio Ranchería, en la Sierra Nevada, zona rural de San Juan del Cesar, salieron más de 300 indígenas de la etnia Wiwa y campesinos en medio de la zozobra por los enfrentamientos de bandas criminales y grupos armados al margen de la ley, que llegaron intranquilizar la comunidad.

La situación de desplazamiento inició la noche del sábado. Niños, jóvenes, adultos, mujeres y ancianos salieron de la vereda Las Piedras hasta el caserío de Treinta o Tomarrazón, jurisdicción de Riohacha, donde están siendo albergados por las autoridades, y así mantener el orden y la salubridad por la cantidad de personas que están bajando de la Sierra Nevada.

Entre los desplazados hay alrededor de 150 son adultos, 142 niños y dos mujeres en estado de embarazo, quienes requieren atención prioritaria.  Las comunidades afectadas con esta situación son: Las Palmas, El Limón y Carrizal, sector del resguardo Kogui, Malayo, Arhuaco, cuyos habitantes piden el apoyo del Gobierno nacional para retornar a sus asentamientos y permitirles continuar en sus labores cotidianas en el campo.

Sobre esta situación, la oficina de Derechos Humanos de la ONU, a través de sus redes sociales afirmaron: “Manifestamos preocupación por la situación de los pueblos Wiwa y afro y de las comunidades campesinas en la Sierra Nevada de Santa Marta (La Guajira), como consecuencia de enfrentamientos entre grupos armados en su territorio”. Asimismo, pidieron a las autoridades garantizar la vida e integridad de esta población, así como la atención inmediata de las familias desplazadas”.

Wilson Rojas Vanegas, secretario de Gobierno de Riohacha, indicó que “habían dos personas desaparecidas y el domingo ya apareció una, esperamos que la otra ya esté con su familia. Enb el lugar quedó un grupo pequeño cuidando a los animales, mientras termia el enfrentamiento que se registra en la zona entre tres grupos armados”, aseguró.

Entre tanto, las autoridades realizarán un Comité Territorial de Justicia Transicional para atender la emergencia.

Edward Álvarez, Defensor de Derechos Humanos y de pueblos indígenas de Colombia, dijo que detonaciones por los combates se escuchan en la cuenca del río Ranchería, parte alta, ante los enfrentamientos entre las Autodefensas Conquistadores de La Sierra Nevada de Santa Marta (Los Pachenca) y el Clan del Golfo.

“La confrontación armada entre estos dos grupos armados al margen de la ley, que inició hace poco más de dos años en Palmor, jurisdicción de Ciénaga, en el Magdalena, se está trasladando hacia diferentes lugares de Colombia sin que el Gobierno nacional haga nada para detener esta arremetida armada en contra de las poblaciones campesinas, indígenas y afros de la costa Caribe”.

Destacó que desde hace más de 15 años no se presentaban desplazamientos masivos en esa cuenca hidrográfica de la Sierra Nevada de Santa Marta en el sector de La Guajira.