Diario del Cesar
Defiende la región

‘El Pollito’ Herrera recobró la libertad, este sábado llega a Valledupar

Recibirá homenaje

70

“Dios es maravilloso, es bueno y misericordioso, siempre le pedí me diera la libertad para pasar mi cumpleaños fuera y no en este lugar. Nunca perdí las esperanzas y hoy me dio este gran regalo, estoy feliz y agradecido”.

Estas fueron las primeras palabras de Juan David ‘El Pollito’ Herrera, tras conocer la noticia de su libertad la tarde del martes 16 de enero, día de su cumpleaños, por parte de Juzgado Cuarto de Ejecución de Penas de la ciudad de Tunja, que emitió la boleta de excarcelación por cumplimiento de pena.

De esta manera, se acabó el infierno para el acordeonero de origen vallenato, de 49 años, quien permanecía recluido en el Centro Penitenciario Regional de Alta Seguridad de Cómbita, Boyacá, cumpliendo la pena de 15 años, por el delito de acceso carnal violento con menor de 14 años, y de los cuales cumplió doce.

Visiblemente emocionado y agradecido principalmente con Dios, ‘El Pollito’ Herrera, a través de un audio que envió a sus grandes amigos, resaltó que él es muestra de que obediencia Dios la premia, que a los obedientes los alcanzará la misericordia y las bendiciones del Señor sin buscarla. “Hoy doy testimonio de eso, este ha sido mi mejor regalo de cumpleaños, estoy agradecido con todos, nunca olvidaré lo que hicieron por mí”.

Asimismo, aseguró que, aunque en muchos intentos consiguió una respuesta negativa, nunca perdió las esperanzas de lograr la libertad porque siempre confió en Dios, en quien se refugió en cada momento difícil que pasó desde que fue trasladado a Cómbita desde la Cárcel Judicial de Valledupar.

“No es fácil este lugar, pero Dios siempre estuvo conmigo, nunca me abandonó. Le voy a pedir a la vieja Nelly que me haga un arroz con bastante fideo, una carne en Bistec con bastante vinagre, tajadas amarillas y un jugo de tomate, es mi mayor deseo”, aseguró el acordeonero, quien será recibido en Valledupar el próximo sábado.

El Rey infantil en 1983, Rey aficionado en 1990 y Rey Profesional en 1996 del Festival de la Leyenda Vallenata, dijo estar feliz por su madre, su familia e hijos; “Siempre tuve la esperanza de algún día salir de este lugar donde tanta gente morir con la esperanza de poder salir y no lo lograron; Dios me está dando una nueva oportunidad y seré fiel a él hasta el último día de mi vida”.

De igual manera agradeció a los amigos por su apoyo incondicional, a quienes recordó la estrofa de una de las canciones que compuso en prisión: “Ay los amigos se conocen en el tiempo malo y no todo aquel que habla tiene la razón, que cuando estés en el suelo te tienda la mano. Todo sufrimiento en vida, su ganancia tiene, lo digo por mi experiencia porque lo he vivido, lo que a veces es malo hasta te conviene, debe ser que Dios tiene un propósito conmigo”.

RECIBIRÁ HOMENAJE

La noticia tiene emocionados a todos los miembros de la familia del acordeonero vallenato, quienes le están preparando un gran homenaje en la puerta de la casa materna en el barrio Primero de Mayo en Valledupar.

Así lo dio a conocer su hermano Israel Herrera, quien dijo que el vuelo desde Bogotá está previsto en horas de la tarde y una comitiva lo recibirá con acordeón, caja y guacharaca para ser trasladado hasta el barrio donde nació y creció.

“Será un bonito reencuentro con mi hermano, compartiremos, cantaremos y daremos gracias a Dios por esta nueva oportunidad. Él pidió que le preparan su comida favorita y aquí lo esperaremos con los brazos abiertos”, aseguró.

ASÍ FUE CAPTURADO

La víctima, una menor de 12 años de edad, el 21 de octubre de 2011, confesó ante un defensor de familia que tuvo relaciones con Juan David Herrera. Esta revelación fue confirmada por exámenes del Instituto de Medicina Legal: la niña presentaba desgarro en su órgano sexual.

En esa oportunidad, la menor contó que ese día salió temprano del colegio y que “Herrera la recogió y fueron a un motel donde estuvieron desnudos”.

La captura del rey vallenato se produjo el 16 de abril,  cuando se preparaba para concursar en el Festival Vallenato, la cual fue emanada por el Juzgado Primero Penal con Funciones de Control de Garantías como presunto responsable de acceso carnal abusivo y actos sexuales en menor de 14 años.

El 15 de septiembre de 2014, el togado del Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones del Conocimiento, lo condenó a 13 años y seis meses. Desde el momento de su aprehensión fue enviado a la Cárcel Judicial pero en mayo de 2017 fue trasladado a Cómbita, Boyacá.

 

LAS RAZONES POR LAS QUE LOGRÓ LA LIBERTAD

Este medio consultó a un abogado para conocer las razones por las cuales ‘El Pollito’ Herrera, salió en libertad tres años antes de cumplir la pena establecida por el delito de acceso carnal violento con menor de 14 años.

Jhon Jairo Díaz Carpio, abogado, explicó que en el artículo 199 del Código de Infancia y Adolescencia, prohíbe cualquier clase de beneficio judicial o administrativo a personas que cometan delitos donde se encuentren involucrados menores de edad, con el fin de garantizar sus derechos fundamentales de los niñas, niños y adolescentes.

Sin embargo, hay que diferenciar dos puntos. “Una cosa es el beneficio que pueda otorgar la ley, que está prohibido para efectos de estos delitos, y otra cosa es la redención de la pena con ocasión a una conducta ejemplar con trabajo o estudio, por parte de la persona recluida en un establecimiento penitenciario.

“Cuando hablamos de redención por pena cumplida por la buena conducta, esto se convierte en un derecho para la persona condenada. La finalidad de la pena es resocializar a la persona que ha cometido un delito, a través de un comportamiento diferente que le permita redimir pena, es decir, va reduciendo horas en la totalidad de la condena”, dijo el jurista.

Claramente, en el caso de Juan David ‘El Pollito’ Herrera, el recluso logró redimir la pena cumpliendo diferentes actividades, que lo llevaron a lograr un comportamiento ejemplar.