Diario del Cesar
Defiende la región

Colombiano que se retiró del Ejército de Ucrania aconsejó no ir a luchar esa guerra: “Fueron enviados a la muerte”

41

En diálogo con Infobae Colombia, el connacional aseguró que los sueldos han ido bajando y que el millonario seguro de vida no es como lo venden algunos combatientes en redes sociales

Son muchos los colombianos que luego de la pandemia por covid-19, y tras haber iniciado la invasión rusa a Ucrania el 22 de febrero de 2022, optaron por retirarse de la Fuerza Pública y viajar a Europa para incorporarse al Ejército ucraniano como milicianos o soldados de guerra. Así lo han hecho otros civiles que también han decidido dejar tierras cafeteras en busca de una mejor estabilidad económica.

El 27 de diciembre de 2023, Infobae Colombia publicó una nota titulada “Miliciano colombiano en Ucrania explica cómo unirse al Ejército de ese país para luchar contra Rusia: ofrecen seguro millonario”. En la publicación, Audel Rojas, un connacional, alentaba a aquellos que deseaban viajar al extranjero para enfrentarse a Rusia, destacando la existencia de un cuantioso seguro de vida para los familiares de quienes perdieran la vida en combate, así como otros beneficios.

Tras el impacto del artículo, otro colombiano, que pidió no revelar su identidad por miedo a repercusiones tanto del Ejército de Ucrania como el de Rusia, quiso comentar su experiencia.

“Todo esto hace que una guerra se pierda”

Según la fuente consultada por Infobae Colombia, él no recomienda incorporarse al Ejército de Ucrania por varias razones. La primera que expuso es que no hay disciplina militar por parte de los ucranianos. El segundo motivo es que los pagos no son puntuales en su totalidad.

Como tercer punto estableció que las ayudas de alimentación y armamento se pierden, y que la intendencia que les dan no es nueva en su totalidad. Como cuarta razón, sostuvo que no les dan entrenamiento antes de ingresar a una misión.

“Nos ponen a fortificar las trincheras y apenas las tenemos bien organizadas y que pueden resistir un ataque, nos las quitan y se las pasan a las unidades de ucranianos y a nosotros nos envían a unas trincheras llenas de goteras y sin fortificación de nada, que donde caiga una piedra las tumba, imagínese un mortero de 155 mm”, añadió.

Otras de las razones que argumentó el colombiano para retirarse de Ucrania fueron: que hay muchos desórdenes en los relevos; carros en mal estado que les tocó varias veces ser empujados, arriesgando sus vidas; y que en las trincheras la munición de apoyo está sucia, mojada y con hielo. Asimismo, aseguró que hcomandantes que nunca estuvieron en un Ejército y son desconocedores de códigos, y que hay maltrato a los soldados y falta de apoyo en todas las unidades.

“Todo esto hace que una guerra se pierda, incluyendo muchas vidas, como ya ocurrió en algunas unidades. Aquí no se planifica nada, todo es improvisado”, indicó.

Por estas razones los colombianos se estarían retirando del Ejército de Ucrania

El hombre, de 37 años, que en Colombia trabajaba en una organización humanitaria, pero que al quedarse sin empleo durante la pandemia decidió viajar a Europa, afirmó que él terminó en Ucrania porque vio una publicación de un amigo en redes sociales. Aclaró que su conocido le dijo que no fuera, pero que él no le hizo caso y allá llegó.

“Él me dijo que estaba en la guerra de Ucrania, incluso me aconsejó para que yo no viajara y no hice caso. Vine y lo viví en carne propia, y ahora soy yo el que he aconsejado a muchos a no venir. Aquí muchos llegan sin contarles a sus padres o familiares y mueren, y se dan cuenta en Colombia por una foto o porque alguien los conocía”, expresó.

En el mismo sentido, argumentó que los colombianos se están devolviendo porque se están dando cuenta de que no se justifica luchar una guerra en un país donde, según él, nos los valoran. Además, aseguró no cumplen con las comodidades en las casas donde se hospedan, ya que algunas no cuentan con sanitarios, no los alimentan bien y en el frente de batalla los dejan morir.

“Lo que yo vi fue lo que me hizo entrar en razón y salir de ahí: incumplimiento de pagos; los compañeros que conocí y compartí con ellos y que ahora están muertos por falta de planificación y apoyo; la entrega de un pelotón de colombianos que fueron enviados a la muerte, porque fue un intercambio con Rusia, de que Rusia entregaba ucranianos que fueron capturados a cambio de colombianos para matarlos en una falsa misión, afortunadamente salieron vivos, gracias a un ucraniano de inteligencia que conocía a algunos de los muchachos”.

Así funcionaría el seguro de más de 1.000 millones de pesos que recibirían familiares de colombianos muertos en Ucrania

Sobre el seguro de vida de 1.500 millones de pesos, en el caso de que un hombre pierda la vida en la guerra, que afirmó inicialmente Audel Rojas en una anterior nota publicada por Infobae Colombia, que recibirían sus familiares, el colombiano exmiembro del Ejército de Ucrania narró la verdadera forma en que funciona, según él.

“Aquí se firma un seguro, el cual el documento no dice en cifras cuánto es, y si hay presupuesto al finalizar la guerra se paga. Tengo entendido que son como 1.300 millones de pesos colombianos, no sé bien si es esa cantidad, estaría diciendo mentiras”

En este contexto, destacó que conoció el caso de una mujer que llegó acompañada de una amiga a Ternópil (Ucrania) para cobrar el seguro de su esposo muerto en combate, pero que después de que le hicieron gastar dinero en notarias ucranianas, le dijeron que debía esperar al fin de la confrontación en donde evaluaban si quedaba saldo disponible.

“La pusieron a sacar una cantidad de papeles en notarias escritos en ucraniano y traducidos al español, todo de cuenta de ella, para que luego un sargento le diga que ya se puede ir, que los seguros se pagan al finalizar la guerra si queda presupuesto, de lo contrario no”.

Finalmente, reiteró, después de haber pedido la baja en el Ejército Ucraniano, en donde duró cinco meses, que no aconseja a nadie ir a lucha a este conflicto internacional.

“Yo no aconsejo a nadie a venir a lucha aquí, pensarán que uno tiene envidia y no quiere que los demás busque un futuro en su economía. Muchos venimos porque tenemos deudas, queremos comprar una casa, por algún proyecto, pero este no es el camino. También dejo claro que no somos mercenarios ni milicianos, somos civiles y algunos fueron militares del Ejército Nacional de Colombia que vieron esta guerra como una oportunidad de recoger un dinero, pero no hay garantías, es más la plata que se gasta aquí que la que se ahorra”, concluyó.