Diario del Cesar
Defiende la región

El coronel Carlos Feria no aceptó cargos por el polígrafo a Marelbys

35

En la noche de ayer martes, los tres policías imputados por la Fiscalía General de la Nación por la aplicación de la prueba de polígrafo a Marelbys Meza se declararon inocentes.

El fiscal Islen Baquero imputó al jefe de seguridad de la Presidencia, Carlos Feria; al jefe de la Oficina del Polígrafo, el capitán Elkin Gómez, y a quien aplicó la prueba, el intendente Jhon Sacristán.

Los uniformados fueron señalados por peculado por uso, abuso de función pública y constreñimiento ilegal. En el caso del intendente Sacristán se suma el cargo de acceso abusivo a sistema informático agravado.

«Ustedes tres, abusando de su cargo y funciones al interior de la Jefatura para la Protección Presidencial, presuntamente usaron indebidamente bienes del Estado, accedieron de forma abusiva a un sistema informático y constriñeron a la señora Marelbys Meza Buelvas, niñera al servicio de la entonces jefe del despacho presidencial», dijo el fiscal.

La juez 79 de garantías aseguró que la imputación cumplió con los requisitos legales, aunque el abogado Marlon Díaz y la defensora Wendy López, representantes de los procesados, indicaron que hubo varias falencias.

La investigación detallada durante la audiencia indica que Carlos Feria, luego de que se enteró del robo de dinero de la vivienda de Laura Sarabia, entonces jefa de gabinete, ordenó ubicar el monto extraviado. Luego, destinó irregularmente recursos estatales al hecho, considerado por el fiscal como uno «meramente doméstico».

En su búsqueda, de acuerdo con la Fiscalía, dio varias directrices, entre las que estaba la aplicación del polígrafo a Marelbys Meza, entonces niñera de Sarabia, y a varios miembros del equipo de seguridad de la actual directora de Prosperidad Social.

Además de su orden, según el fiscal Baquero, Feria estuvo encargado de permitir el uso del polígrafo «de manera irregular», luego de haber dispuesto de un vehículo del Gobierno para trasladar a Marelbys desde su residencia hasta el edificio donde funciona la Sala de Polígrafo de la Casa de Nariño.

Por su parte, Gómez y Sacristán fueron señalados por haber recibido a la exempleada de Sarabia, haberle quitado el celular y haberle practicado la prueba, habiendo vulnerado su voluntad y haciendo preguntas que la sindicaban de estar relacionada con el robo.

«De acuerdo con la normatividad vigente, la prueba de polígrafo se puede realizar exclusivamente a personas que tienen vínculo laboral con la Presidencia de la República, no a personal externo, como ocurrió en el caso de la exempleada de la exjefe de Gabinete de la Presidencia», agregó un comunicado del ente acusador posterior a la audiencia./Colprensa