Diario del Cesar
Defiende la región

Exdirectivos corruptos de Odebrecht pagarán $18.900 millones  por indemnización al país

243

Son $18.900 millones, a título de indemnización, los que Luiz Antonio Bueno, Luiz Eduardo da Rocha y Luiz Antonio Mameri, ex directivos de la multinacional brasileña Odebrecht, luego de que un juez les aprobara el principio de oportunidad negociado con la Fiscalía.

Los empresarios, acusados por la conducta punitiva de cohecho por dar u ofrecer, se disculparon con la ciudadanía por los actos de corrupción que protagonizaron para la multinacional en Colombia y se comprometieron a contar la verdad en procesos en que sean requeridos.

Los ex funcionarios están implicados en la entrega de 6,5 millones de dólares al exviceministro Gabriel García, hoy condenado por esos hechos. Dicho pago, que hace parte del paquete de los 11,1 millones de dólares que en diciembre de 2016 fue revelado por la justicia de los Estados Unidos sobre las actuaciones delictivas de Odebrecht en Colombia, también tiene en líos con la justicia a los hermanos Enrique y Eduardo Ghisays Manzur.

Se espera que los brasileños declaren en el juicio que se sigue contra el exgerente de Corficolombiana, José Elías Melo, y cuyas primeras audiencias se iniciarían el 21 de enero.

El acuerdo que cobija a Mameri, Da Rocha y Bueno se extenderá por un plazo de dos años, tiempo en el que se suspende toda acción penal en su contra.

Ayer, durante la audiencia, el delegado de la Contraloría General consideró que la entrega de dinero es un “hecho sin precedentes”, destacando que lo logrado es “fruto de un trabajo coordinado entre los entes de control y la Fiscalía”.

LA MULTA

El pago de $18.900 millones no involucra a Odebrecht, que en diciembre fue condenada a pagar, junto con sus socios en la Ruta del Sol $2.800.000 millones, de acuerdo con sentencia proferida en primera instancia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

EL VISTO BUENO

La juez 30 de garantías le dio el visto bueno al preacuerdo que suscribió la Fiscalía con los exfuncionarios de Odebrecht Luiz Antonio Bueno, Luiz Eduardo Da Rocha y Luiz Antonio Mameri. El pago de 18.099 millones de pesos, hacer una manifestación de perdón y no volver a cometer delitos son algunos de los puntos del documento que fue presentado bajo la resolución 0026 del 3 de enero de 2019.

Este principio de oportunidad se extenderá por un plazo de dos años, tiempo en el que se suspende toda acción penal en contra de los procesados investigados por el delito de cohecho.

El pago fue diferido en tres cuotas. La primera debe cancelarse antes de que finalice este mes, la segunda el 30 de agosto próximo y la última el 31 de enero de 2020.

La audiencia en la que se presentó el documento, los implicados pidieron perdón por sus actos, uno de los compromisos adquiridos en el principio de oportunidad. Vía videoconferencia desde Brasil, Mameri, Bueno Junior y Da Rocha expresaron sus disculpas ante el estrado.

“Señora juez, manifiesto mi arrepentimiento por las conductas impropias narradas a las autoridades colombianas en mi condición de colaborador de la justicia. Solicito sentidamente disculpas y corresponder con mi fiel propósito personal de enmienda y con el deseo propio de corregir los errores y de reparar los daños que se hayan podido ocasionar”, dijo Mameri, quien era el exdirector de la firma para América Latina y Angola.

Por su parte, Da Rocha, exdirector del departamento de Operaciones Estructuradas, se pronunció señalando su arrepentimiento y reconociendo su participación en los hechos por los cuales se le investiga.

El preacuerdo presentado ante el despacho judicial contempla que los extranjeros colaboren con la justicia colombiana para continuar desvelando los hechos de corrupción que se desencadenaron con la entrega de dineros a funcionarios colombianos que facilitaron la adjudicación de megaobras como la Ruta del sol II.

Es de recordar que los funcionarios están implicados en la entrega de 6,5 millones de dólares al entonces viceministro Gabriel García, hoy condenado por estos hechos a cinco años y dos meses de prisión. Ese monto también tiene en líos con la justicia a los hermanos Enrique y Eduardo Ghisays Manzur.

Para el delegado de la Contraloría, la entrega de dinero es un “hecho sin precedentes” en la justicia nacional, por lo que no se opuso a los términos suscritos en el documento. El funcionario destacó que lo logrado es “fruto de un trabajo coordinado entre los entes de control y la Fiscalía”.

Por su parte, Vicente Gaviria, abogado de los extranjeros, recordó ante el estrado que la información que han entregado sus clientes ha servido como evidencia útil para judicializar a otras personas, lo que demuestra “un compromiso de mis clientes para la entrega de testimonios”.

La próxima aparición de Mameri, Da Rocha y Bueno será el próximo 21 de enero en el accidentado comienzo de juicio contra José Elías Melo, el exgerente de Corficolombiana, donde fungirán como testigos de cargo. Su presentación estaba prevista para el pasado diciembre, pero debido a que no se dio la coordinación entre las autoridades de ambos de países, la diligencia se suspendió.

En esa audiencia, el juez 14 le llamó la atención al fiscal que lleva el caso, Juan Humberto Delgado, por la demora en la suscripción del principio de oportunidad que se venía trabajando desde agosto.