Diario del Cesar
Defiende la región

El día que Jesús se despidió de sus apóstoles

3.168

La iglesia católica celebra hoy el Jueves Santo, día en el Jesús quedó frente a frente ante quien lo traicionó; allí estaba Judas Iscariote cenando entre sus compañeros después de haber delatado a Jesucristo. 

Hoy es la fiesta cristiana que abre el llamado Triduo Pascual, es decir, el periodo de tiempo en el que la liturgia cristiana y católica conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Hoy se celebra la institución de la Eucaristía en la Última Cena, el lavatorio de los pies y la oración en el huerto de Getsemaní.

Dos días antes de su muerte Jesús de Nazaret cenó con sus 12 apóstoles para despedirse de ellos antes de ser crucificado y compartir con sus discípulos el pan y el vino. Durante la cena Jesucristo les anunció que uno de ellos lo traicionaría (Judas Iscariote). También predice la negación de Pedro.

Es la víspera del acontecimiento que marcó la historia de la humanidad, incluso el actual Papa Francisco, desde que ocupa el cargo, se ha ocupado personalmente de destacar y de repetir ese acto de extrema humildad de Jesús como lo es el hecho de  lavar los pies.

Por ello cada Jueves Santo el Papa se acerca a alguna comunidad o institución integrada por personas humildes, o a una cárcel, tal como hizo recientemente, para reflejar y revalorizar en primera persona ese acto de amor perpetrado por Jesús en este día.

LA EUCARISTÍA

Sin embargo, el momento más trascendental de la Última Cena es cuando la Iglesia considera como la institución de la Eucaristía, uno de los siete sacramentos para los católicos.

Esta se produce cuando Jesús toma el pan, lo parte y lo reparte entre los comensales diciendo: “Tomad y comed todos de él, porque este es mi cuerpo, que será entregado por vosotros”. Luego toma un cáliz lleno de vino y dice: “Tomad y bebed todos de él, porque este es el cáliz de mi sangre, sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por vosotros y por todos los hombres para el perdón de los pecados”.

En un momento de la Última Cena, Jesús se levantó de la mesa, se quitó los vestidos, se ciñó una toalla y echó agua en un lebrillo. Entonces se puso a lavar los pies de los apóstoles.

El único de los doce que le cuestionó esta acción fue Pedro, quien le llegó a espetar: “No me lavarás los pies jamás”, pues entendía esto como una humillación de su Señor hacia él, su discípulo. Jesús le respondió: “Si no te lavo, no tienes parte conmigo”. A lo que Pedro replicó: “Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza”.

 

LA TRADICIÓN DE VALENCIA DE JESÚS

En el corregimiento de Valencia de Jesús, a diez minutos de Valledupar, el Jueves Santo se convirtió en una singular fiesta religiosa en medio de tradiciones y prácticas que le rinden tributo a Jesús de Nazareth.

Jorge Iván Morales, coordinador de las actividades religiosas de la población y más de 25 años como Nazareno, explicó la manera cómo transcurre la víspera de la muerte de Cristo en el lugar.

“Los penitentes, antes de salir en cordón desde la casa del Nazareno, recibe la bendición del sacerdote como queriendo augurarle fortaleza ante los rigores de una exigente penitencia. A las 11:45 salen para la iglesia en dos filas encabezadas por dos capitanes, luego ingresan por la puerta posterior del templo formando dos calles de honor desde el camerín donde permanece el santo patrono y a las 12 del mediodía se hace la solemne entronización”, dijo el Jorge Iván Morales.

Al terminar la eucaristía “los penitentes sales a cumplir su enmiendas a pies descalzos con sus túnicas negras y capirotes sobre las calles adoquinadas. Antes lo hacían en los flagelantes pero ya no los hay, el único que lo hacía de rodillas era Jorge Arias Almeida, sin embargo, con su muerte ese ritual desapareció. Aún nos quedan los astados, es decir, la práctica en la que muchos se amarran sus brazos a unos troncos de madera de manera horizontal tal como estaba Jesús en la cruz”.

Otros penitentes optan por caminar descalzos desde Valledupar hasta Valencia de Jesús. “Ese es otro tipo de prácticas que lo hacen algunos espontaneaos o nazarenos quienes se ofrecen a caminar desde las primeras horas de la madrugada cuya peregrinación termina cuando están saliendo los primeros rayos del sol; otros más arriesgados salen a pleno sol y terminan con llagas en los pies o con afecciones que requieren de una atención médica”, puntualizó el coordinador de la celebración del Nazareno en el corregimiento de Valencia de Jesús.

En Valledupar la programación del Jueves Santo comprende la celebración de la misa vespertina de la Cena del Señor que se desarrollará a las 5:00 de la tarde, mientras que a las 8:00 de la noche se oficiará la Procesión del Silencio. Mañana, a las 9 a.m., será el tradicional Viacrucis y a las 3 p.m., se celebrará la liturgia de la pasión del Señor y dos horas más tarde se realizará el Santo Entierro.